jueves 13/8/20

Logran extinguir el incendio de A Curota 34 horas después de haberse declarado

Las llamas calcinaron 2,23 hectáreas de monte arbolado en dos incendios forestales registrados en Ribeira
Un helicóptero llena su depósito de agua para descargarla en el incendio de A Curota | Ch.R.
Un helicóptero llena su depósito de agua para descargarla en el incendio de A Curota | Ch.R.

Casi 34 horas después de haberse declarado el incendio forestal más grande de lo que va de verano en la comarca barbanzana, que arrasó 47,29 hectáreas en A Curota, ha quedado completamente extinguido. Así lo indicó la Consellería do Medio Rural, que precisó que 40 hectáreas arrasadas por el fuego se correspondieron con monte arbolado y las 7,29 hectáreas restantes fueron de monte raso. Se trató de un fuego que se detectó poco antes de las cuatro menos veinte de la madrugada del sábado, al menos, en dos focos en el entorno de las piscinas naturales del río Pedras y a 100 metros de unas viviendas de la parroquia pobrense de Santa Cruz Lesón. 

En las labores de extinción fueron movilizados en total 7 agentes, 19 brigadas, 8 motobombas, una pala bulldozer, 7 helicópteros y 4 aviones. Tres de estos últimos, que pertenecen al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, son anfibios Canadair, con una capacidad de 5.500 litros, procedentes de las bases de Lavacolla (Santiago) y Matacán (Salamanca), y el otro es un avión de coordinación y observación, que viajó desde el aeropuerto de León. Desde el Gobierno de España precisaron que también acudieron dos helicópteros Kamov con capacidad de carga de 4.500 litros de las bases de Ibias (Asturias) y Plasencia del Monte (Huesca), así como una brigada aerotransportada por dos helicópteros con capacidad para 1.200 litros, asignada a la base de Laza (Ourense).

Por otro lado, en torno a las once de la noche se declararon dos incendios en el municipio de Ribeira, concretamente en Chacín (Palmeira) y en Axeitos (Olveira), según informaron desde el Grupo de Apoio e Emerxencias Municipal (GAEM). El primero de ellos, en el que ardió una hectárea y media de arbolado, quedó extinguido a las cuatro de la madrugada gracias a la labore de un agente, cuatro brigadas y tres motobombas, así como la colaboración de unos vecinos con un tractor en la realización de cortafuegos, además de las Policías Local y Nacional. Natalia Brión, de la protectora Moura, indicó que recibió la llamada de unos amigos de ese lugar palmeirense para sacar a dos perros en acogida, pues los agentes municipales les dijeron que, debido a la proximidad de las llamas, corrían peligro si no se sacaban de la finca en la que estaban. Se los llevó a su casa para darles cobijo, y ayer, una vez regresó la calma al lugar, se los llevó de vuelta.

La extinción del otro incendio registrado en Olveira se consiguió en torno a la una y cuarto de la madrugada después de que quedasen calcinadas 0,73 hectáreas de arbolado. En las labores para sofocar las llamas participaron un agente forestal, tres brigadas y tres motobombas. Al igual que sucede en el caso del incendio de A Curota, todo indica que los dos fuegos de Ribeira fueron intencionados, al producirse de noche, y en condiciones de baja humedad y fuerte viento del nordeste.

Comentarios