Domingo 21.04.2019

Manos Unidas reivindica independencia y voz para la mujer del siglo XXI en la lectura de su manifiesto en Ribeira

Un centenar de personas asistieron a la concentración que con carácter anual realiza la ONG en su lucha contra la pobreza y la defensa de los derechos humanos

La Praza do Concello acogió ayer la lectura del manifiesto de Manos Unidas | Chechu Río
La Praza do Concello acogió ayer la lectura del manifiesto de Manos Unidas | Chechu Río

Un centenar de personas participó ayer en Ribeira en la concentración del comité local de Manos Unidas para dar lectura a su manifiesto anual, que arrancó con la canción"Color esperanza" de Diego Torres sonando por la megafonía. Este acto de la referida ONGONG para la promoción y el desarrollo de los países empobrecidos coincidió con la conmemoración del 60 aniversario de la entidad -en la capital barbanzana cumple 20 años- de su lucha contra el hambre, la pobreza, la exclusión y la falta de compromiso en la construcción de un mundo más justo, solidario y fraterno. 

El cartel de este año, el primero de un trienio que se dedicará a la promoción de los derechos humanos para garantizar la dignidad de las personas, presenta “La mujer del siglo XXI, ni independiente, ni segura, ni con voz”, tres negaciones para definir la realidad de la mujer que se quiso denunciar. Sorprende la falta de color, pues en su historia fueron contadas las veces que fue en blanco y negro, pero el motivo no fue otro que representar a los millones de féminas, como la india de la imagen “dura directa e impactante” del cartel, que corren peligro de ser víctimas de trata de personas, de trabajos forzosos, esclavitud sexual y servidumbre doméstica, pero que a la vez “mira de frente, erguida, plena de dignidade... como as mulleres polas que traballa Manos Unidas”, según se indicó en la lectura del manifiesto anual.

Se recordó en ese manifiesto que las mujeres que inspiraron su trabajo ya denunciaron el incumplimiento de los derechos humanos, pese a estar legalmente  reconocidos y se dijo que “creemos en la igualdad y dignidad de las personas”. Manos Unidas aboga por impulsar mentalidad y hábitos de vida acordes con el reparto equitativo de bienes, e hicieron suyas las palabras del papa Francisco en la Jornada Mundial de los Pobres, al decir que quieren ser la “benditas manos que se abren para acoger a los pobres y traer esperanza”. l

Comentarios