lunes 27.01.2020

Muere un hombre en el muelle de Palmeira tras sentirse mal mientras achicaba su dorna

El muelle de Palmeira fue escenario en torno a la una menos diez de la tarde de ayer de un luctuoso suceso. Un vecino del lugar, José Vicente González Franco, de 75 años y más conocido como “Pepe o Jallo”.

El fallecido permaneció dentro de la ambulancia hasta el levantamiento del cadáver | CH.R.
El fallecido permaneció dentro de la ambulancia hasta el levantamiento del cadáver | CH.R.

El muelle de Palmeira fue escenario en torno a la una menos diez de la tarde de ayer de un luctuoso suceso. Un vecino del lugar, José Vicente González Franco, de 75 años y más conocido como “Pepe o Jallo”, falleció cuando se encontraba achicando el agua de que las últimas lluvias habían dejado en el interior de su dorna “Pequerrechiña”, amarrada a ese puerto. A falta de que se le practique la autopsia, todo apunta a que este querido septuagenario se sintió indispuesto -se cree que sufrió un infarto-, se desvaneció y al caer se golpeó la cabeza con la embarcación. Un amigo, Andrés Domínguez, “Andrés do Campiño, que estuvo conversando con él hacía cuatro minutos, manifestó que al salir de su embarcación, que estaba muy cerca de la otra, no lo vio pese a lo corpulento que era y llamó por él. Pero, al momento lo encontró tirado en la dorna y con la mitad del cuerpo fuera de la misma y con la cabeza en el agua.
Su reacción inmediata fue la de pedir ayuda y otra persona que estaba en el puerto llamó a Urxencias Sanitarias-061 Galicia, movilizándose hasta el lugar una ambulancia y el helicóptero H3. Andrés le realizó varios masajes cardíacos, pero no reaccionó, por lo que a continuación lo trasladaron en la dorna “Pequerrechiña” hasta la rampa de varada, en donde los técnicos del 061 y el personal médico del PAC ribeirense le practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar, pero sin éxito. Luego lo introdujeron en la ambulancia, donde el personal facultativo del helicóptero le hizo nuevas maniobras de reanimación, pero con idéntico resultado.
Al lugar también se desplazaron efectivos de las unidades judicial y científica de la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Ribeira, que se encargan de la investigación de este suceso, así como agentes de la Policía Local. También se pudo ver por el puerto a familiares del fallecido y varias personas que lo conocían y que le tenían un gran aprecio. Se aguardó durante un par de horas a que acudiera al lugar la comitiva judicial y forense para proceder al levantamiento del cadáver, que al final se autorizó vía telefónica a las tres menos diez de la tarde. Tras practicársele la autopsia en el Hospital Provincial de Conxo, sus restos mortales son velados en el tanatorio de Pompas Fúnebres del Noroeste, en la Rúa Venecia de A Pobra, de donde partirán a las cuatro y media de esta tarde hacia la iglesia de San Pedro de Palmeira para la celebración del funeral (16.45) y, a continuación, serán enterrados en el cementerio municipal palmeirense. l

Comentarios