martes 11/8/20

La muerte de un nonagenario de Fisterra eleva a la dos los fallecidos por Covid-19 en el Hospital do Barbanza

Se encontraba ingresado en el complejo asistencial situado en la parroquia de Oleiros y falleció en la tarde de ayer
El Hospital do Barbanza registró ayer su segunda víctima mortal por coronavirus
El Hospital do Barbanza registró ayer su segunda víctima mortal por coronavirus

Un vecino de Fisterra de 97 años que fue diagnosticado de coronavirus y que presentaba patologías previas, se ha convertido en el segundo paciente del Hospital do Barbanza que fallece a causa de la pandemia del Covid-19. El hombre, cuyo fallecimiento se produjo en la tarde de ayer y que ya fue incinerado, se encontraba ingresado en el Hospital do Barbanza, en donde a finales de marzo tuvo lugar la primera muerte de un paciente que se había contagiado por ese virus.

El noveno y último barbanzano que fue víctima del Covid-19 se registró también en la tarde de ayer y fue un vecino de la parroquia de Lampón de 78 años, que llevaba varios años viviendo en una residencia de la capital gallega, que presentaba patologías previas y cuyo estado de salud había empeorado en las últimas horas. Este hombre, que fue enterrado a las ocho de la tarde de ayer en el cementerio parroquial de Santiago de Lampón, se encontraba desde hace días en la residencia integrada Porta do Camilo, de Santiago, que es atendida por personal sanitario del CHUS para atender a personas mayores que fueron contagiadas por Covid-19 y que previamente estaban en geriátricos de las provincias de A Coruña y Lugo. 

De esta manera se sumó a un vecino de Abanqueiro de 83 años, al que también habían diagnosticado coronavirus y que presentaba patologías previas, que falleció el jueves en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) y que fue enterrado en la jornada de ayer. tal y como ya se indicó anteriormente, a finales de marzo murió en el Hospital do Barbanza un vecino de la parroquia boirense de Santiago de Lampón de 79 años, y que los pasados lunes y martes ocurriera lo mismo con una vecina del casco urbano de Boiro de 77 años y un residente en Cespón de 80 años.

Todos ellos se sumaron a una ribeirense de mediana edad que falleció a finales de marzo en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, y a tres ribeirenses: uno de ellos era un vecino de Asados de 85 años y otro de Taragoña de 92 años, que estaban ingresados en el Clínico compostelano, y otro vecino de Rianxo de 46 años que estaba residiendo en Madrid.  

Comentarios