viernes 7/8/20

La noche más corta del año fue en esta ocasión la más larga

Dicen que la noche de San Xoán es la más corta del año, pero eso cada vez tiene menos visos de ajustarse a la realidad que viven los vecinos de O Barbanza pues las ganas que tienen de diversión, sobre todos los más jóvenes que ya están liberados de estudios,

Los vecinos de Oleiros tuvieron su hoguera virtual tras denegarles el Concello el permiso para una real  CHECHU
Los vecinos de Oleiros tuvieron su hoguera virtual tras denegarles el Concello el permiso para una real CHECHU

Dicen que la noche de San Xoán es la más corta del año, pero eso cada vez tiene menos visos de ajustarse a la realidad que viven los vecinos de O Barbanza pues las ganas que tienen de diversión, sobre todos los más jóvenes que ya están liberados de estudios, provocan que muchos la alarguen incluso hasta después de salir los primeros rayos de sol. Fueron cuentos las hogueras que se encendieron durante la noche, ya fuese para preparar las sardinas y el churrasco, o para iluminar las fiestas que organizaron. En Riveira se autorizaron 121, pero finalmente hubo alguna más, aunque no de la forma en las que se hacen habitualmente.
Fue el caso de las tres cacharelas que “encendió la asociación de vecinos Dolmen de Axeitos, de Oleiros, a la que el Concello le denegó el permiso por las características del suelo en el que se iba a hacer. Una de ellas fue virtual, proyectándose sobre una gran tela blanca la imagen de las llamas a través de un proyector enchufado a un ordenador, e incluso por unos altavoces podía escucharse el sonido de una hoguera ardiendo. Otra fue simbólica y consistió en una vela roja en medio de unas ramas cortadas, mientras que la tercera era de cartón y en ella “se quemó a la meiga”. Sus responsables indicaron que no pudieron cumplir con las tradiciones como saltar la hoguera para espantar a las meigas. Trataron de darle el mayor realismo posible, pero faltaba el calor que les darían las llamas, pero que les llegó por la gran cantidad de vecinos que los arroparon. No faltaron las pancartas de protesta, también en cartones, con ironía sobre el suelo en el que querían hacer la hoguera.
Otras de las fiestas más animadas se vivieron en Castiñeiras, con sardinada y mejillonada en el bar Timón, además de pinchadiscos, entre los que sobresalió Marcos Magán; y en el entorno del sistema dunar de A Corna, donde Flor de Toxo encendió su hoguera, que varios se atrevieron a saltar, y con pinchadiscos y sesión hip hop. Entre las más multitudinarias estuvieron la de Palmeira, con la tradicional rivalidad entre las hogueras de la isla de A Tixosa y la de O Castelo, y la de la playa pobrense de O Areal. Fue una noche en la que no hubo que lamentar graves incidentes. El GAEM y Policía Local de Riveira montaron dispositivos especiales en Riveira para controlar que todo se desarrollase con normalidad, al igual que el dispositivo de 12 agentes municipales y auxiliares en Rianxo.

Comentarios