lunes 20.01.2020

Un nuevo incendio, esta vez en Os Paramos, eleva el nivel de alerta y preocupación en Ribeira

Durante los últimos días se viene registrando un preocupante repunte en la actividad incendiaria en el municipio ribeirense, lo que ha elevado el nivel de alerta entre los medios destinados a su prevención y extinción

Un nuevo incendio, esta vez en Os Paramos, eleva el nivel de alerta y preocupación en Ribeira

Durante los últimos días se viene registrando un preocupante repunte en la actividad incendiaria en el municipio ribeirense, lo que ha elevado el nivel de alerta entre los medios destinados a su prevención y extinción. Sobre la una y media de la tarde de ayer se registró el último del que se ha tenido conocimiento y fue en el lugar de Os Paramos, cerca de la aldea de Martín, en las inmediaciones de varias viviendas. Ardieron un total de 198 metros cuadrados de monte arbolado, principalmente de pino y carballo, además de eucalipto y abundante maleza, así como una superficie rocosa.
Así se detalló en las mediciones realizadas por los dos agentes forestales desplazados al lugar y que participaron en las labores de extinción del fuego, junto con la dotación de servicio del Grupo de Apoio e Emerxencias Municipal (GAEM) de Ribeira, la motobomba municipal, los Bomberos del parque comarcal. También intervino la Policía Local ribeirense, cuyos agentes cortaron el tráfico en la carretera que atraviesa por el lugar, desviando a los vehículos por pistas hacia Castiñeiras para facilitar el trabajo de los equipos encargados de sofocar las llamas, una labor en la que se invirtió una hora.
Este incendio se suma a los más de media docena que se produjeron en los últimos días. En una superficie talada recientemente en el margen opuesto de la capilla de San Roque ardieron en un primer incendio unos 400 metros cuadrados, mismo sitio en el que se cree que el pasado sábado le volvieron a plantar fuego, quemándose leña apilada como resultado de la referida tala. El pasado domingo se registraron cuatro incendio entre las seis y las ocho de la tarde, pues volvió a arder en una zona colindante, en donde ardieron otros 100 metros cuadrados. Cuando el GAEM estaba apagando ese fuego recibió un aviso de un incendio delante de la guardería municipal y otro junto al colegio Bayón. Cuando acabaron en esos dos sitios, les avisaron de otro en la Avenida da Constitución cerca de la Casa da Xuventude, en donde le prendieron fuego alrededor de un poste. Y a las nueve y media de la noche se registró otro incendio con tres focos en A Garita y A Fieiteira, y que en total sumaron 500 metros cuadrados de superficie calcinada. La Policía Autonómica abrió una investigación sobre estos hechos. l

Comentarios