jueves 09.07.2020

El nuevo jefe de la Policía Local de Ribeira pide el apoyo solidario de todo el Concello con el cuerpo

Pese a llevar varias semanas al frente de la plantilla, ayer fue el acto protocolario de toma de posesió.

José Manuel Bretal prometió su cargo como jefe de la Policía Local de Ribeira | Chechu Río
José Manuel Bretal prometió su cargo como jefe de la Policía Local de Ribeira | Chechu Río

Desde hace semanas que José Manuel Bretal está al frente de la Policía Local de Ribeira, en sustitución de Pedro Fernández Iglesias. Pero, ayer se celebró en el salón noble de la casa consistorial el acto protocolario en el que este oficial de 55 años prometió su cargo, del que tomó posesión, en presencia del alcalde y el secretario municipal, y numerosos compañeros, representantes de servicios de seguridad y emergencias y miembros de la corporación. Bretal Laranga indicó que para lograr los objetivos que tiene un cuerpo de seguridad como el que dirige, el más próximo y accesible a los ciudadanos y al que más se le exige, “considero moi importante o apoio solidario do Concello na súa totalidade coa Policía”.

En este sentido, el nuevo jefe policial se refirió al equipo de gobierno y al resto de la corporación municipal y a todos los “membros policiais”, y subrayó que el beneficio no será para la Policía Local en particular, sino “para a Policía de todos, investida de absoluta imparcialidade e neutralidade política”. Bretal dijo que tienen la obligación de revisar sus estructuras y procedimientos, de adaptarse a las necesidades cambiantes de la sociedad y modernizar los medios, la formación continua y lograr el nivel de las “espectativas establecidas”. Afirmó que para atender adecuadamente los servicios que se reclaman y merecen la confianza de los ciudadanos, con criterios de calidad, es esencial contar con recursos suficientes. “As prazas xeradas no noso persoal e non cubertas durante estes anos de crise económica fan que estes obxectivos sexan moi difíciles de conseguir e implica que os que están activos teñan que facer un esforzo extra”, puntualizó.


De todas maneras, Bretal precisó que esa escasez de medios se verá mitigada “de contado” con la incorporación de un policía por movilidad y otros dos, uno de ellos a punto de concluir el proceso selectivo y el otro un oficial en comisión de servicio, además de 12 auxiliares. A ellos hay que sumar que a la oferta pública de empleo se añadieron los puestos que dejaron vacantes Suso Millán y Pedro Fernández. Dijo que ser policía debe llevar implícito percibir “axeitadas remuneracións” según el trabajo hecho, y  que un “bo profesional” implica mucho más: ganarse cada día el respeto y la gratitud de los ciudadanos; mantener la imagen, compostura, exactitud y dignidad; estar disponible para el servicio cuando las circunstancias lo exijan, aumentar el conocimiento y preparación técnica y operativa, crear un clima de buenas relaciones personales en el trabajo y reconocer los actos meritorios de los compañeros y ofrecerles apoyo en momentos bajos. 

El jefe policial, que reconoció la excelente colaboración mutua con la comisaría, Guardia Civil, Bomberos y departamentos municipales, indicó que la puerta de su despacho está abierta para cualquiera y recibir propuestas que permitan enriquecer la resolución que tomará en cada caso. Ruiz, que expresó su deseo de que la ilusión e ideas que trae Bretal se lleven a cabo, ensalzó las competencias de la Policía Local, “moitas veces inxustamente percibida polos cidadáns”, e incidió en que su función sancionadora sólo es una de las muchas tareas que realiza.

Comentarios