jueves 24/9/20

El Parque Natural de Corrubedo consensuará la eliminación de sendas o rutas con los vecinos

Los residentes en el núcleo de O Vilar reciben con agrado la retirada de la valla de madera que cortaba el acceso a la playa
El acceso peatonal a la playa de O Vilar desde Vilariño quedó expedito | CHECHU RÍO
El acceso peatonal a la playa de O Vilar desde Vilariño quedó expedito | CHECHU RÍO

Los más viejos del lugar de O Vilar recuerdan la existencia del camino que se abrió hace bastantes décadas para acceder directamente desde la zona de Vilariño, junto el edificio de la sede de la comunidad de montes de Carreira, a la playa del parque natural situada más abajo. Por ello, reaccionaron con malestar e incluso sorpresa al comprobar con sus propios ojos como se había instalado una valla de madera para dar a conocer a los viandantes que se desviaron de la ruta y que el paso por allí estaba cortado, aunque su escasa altura no suponía un obstáculo para poder rebasarla y todos los que llegaron hasta allí para dirigirse al arenal de O Vilar hicieron caso omiso a la misma.

Quienes transitaron por la referida senda a las nueve y media de la mañana de ayer pudieron comprobar como personal del Parque Natural de Corrubedo retiró la valla de madera, ejecutando la medida que ya había anunciado en este periódico el jefe de servicio de estos espacios protegidos en Galicia, José Antonio Rodríguez. Este responsable indicó que las próximas acciones que acometan las van a realizar de manera coordinada y consensuada con los vecinos de la zona. De hecho, indicó que mientras no se apruebe su Plan Reitor de Usos e Xestión (PRUX), que está en fase de redacción y se espera tenerlo listo antes de acabar el año, un técnico va a contactar con los representantes de los residentes para ver y decidir los caminos sobre los que van a actuar para saber cuales se anulan y cuales se conservan. En este sentido, anunció que el referido acceso a la playa de O Vilar va a quedar totalmente expedito.

José Antonio Rodríguez precisó que cuando se cierre alguno se van a colocar carteles para pedirle a la gente que no se pise y de ese modo facilitar la regeneración de la duna gris, que es un tipo de terreno muy sensible, con una amplia diversidad de plantas específicas, y que lo importante es intervenir lo menos posible. También detalló que en las decisiones que adopten tratarán de buscar un equilibrio entre la conservación del hábitat y el disfrute de la gente, algo que es consciente que es complejo de conseguir, pero que tratarán de buscarlo. l

Comentarios