domingo 27/9/20

Plantan fuego en zonas diferentes del municipio y en una de ellas arden unos 6.000 metros cuadrados

Varios puntos del municipio riveirense amanecieron este sábado calcinados como consecuencia de incendios forestales registrados en las primeras horas de la noche, cuando el sol hacía mucho tiempo que se había ocultado y ya no había luz natural, lo que hace sospechar que la acción humana está detrás de todos ellos.

Una parte de la superficie del lugar de A Garita quedó calcinada CHECHU RÍO
Una parte de la superficie del lugar de A Garita quedó calcinada CHECHU RÍO

Varios puntos del municipio riveirense amanecieron este sábado calcinados como consecuencia de incendios forestales registrados en las primeras horas de la noche, cuando el sol hacía mucho tiempo que se había ocultado y ya no había luz natural, lo que hace sospechar que la acción humana está detrás de todos ellos, pues a esas horas no se dan otras circunstancias que pudieran generarlos. El que afectó a una superficie más importante se registró pasada la una y media de la madrugada en A Garita, en concreto, por detrás de la nave de la empresa de recogida de basura y limpieza viaria Urbaser. Comenzó en dos focos de monte raso con abundante maleza y que se extendió hacia un pinar.
Debido a que se trata de una zona de monte que se encuentra bastante más alta que el resto del municipio, las llamas se pudieron ver desde diferentes puntos y a los testigos les llamaba poderosamente el efecto del fuego en la noche. Para lograr la extinción del incendio se movilizó un agente forestal, una brigada CAR con una pick-up del distrito, el Grupo de Apoio e Emerxencias Municipal (GAEM) y media decena de voluntarios de la agrupación de Protección Civil, que acudieron al lugar con tres camiones motobomba. También se pudo ver por el lugar una patrulla de la Policía Local y otro de la comisaría riveirense, que trataron de facilitar la labor de los equipos de extinción, que estuvieron regando la superficie afectada que hasta entonces presentaba abundante maleza, como sucede por fuera del perímetro que resultó quemado.
Poco antes de las tres y media de esa misma madrugada y cuando esos medios de emergencias acababan de apagar el citado incendio forestal, se recibió un nuevo aviso por parte del vigilante de una propiedad en relación al fuego que afectaba a una finca sin cerrar y con una plantación de cañas de bambú en Os Areeiros, en la parroquia de Castiñeiras. Fue una dotación del GAEM la que se encargó de apagar las llamas, que finalmente ase quedó en un conato al afectar a 200 metros cuadrados. Instantes después se recibió un aviso de incendio en una parcela situada en la Rúa das Pedras, en Aguiño, y de cuya extinción se encargaron los Bomberos del parque de Riveira, pero la superficie quemada fue inferior.

Comentarios