Miércoles 19.06.2019

A Pobra se convierte en concello cardioprotegido, una condición que ya poseen Ribeira y Rianxo

El municipio tendrá ocho desfibriladores, que ya se empezaron a instalar en diferentes instalaciones locales

Xosé Lois Piñeiro y Miguel Alamancos dieron a conocer los desfibriladores | Chechu
Xosé Lois Piñeiro y Miguel Alamancos dieron a conocer los desfibriladores | Chechu

A Pobra se ha convertido en el tercer municipio de la comarca barbanzana en conseguir la consideración de concello cardioprotegido, sumándose a los de Ribeira y Rianxo, mientras que Boiro todavía no ha dado ese paso y su Ejecutivo local ha rechazado las propuestas que le llegaron desde la oposición para hacerlo, pese a considerarse algo muy necesario para salvar vidas. El alcalde pobrense, Xosé Lois Piñeiro, indicó que, tras realizar varias consultas con empresas, decidieron contratar este servicio a la empresa Proyecto Salvavidas por 7.420 euros al año -para próximo años deberán sacarlo a licitación-, responde a la necesidad de atender lo más rápido posible a las personas que entren en parada cardiorrespiratoria, pues subrayó que en esos casos el tiempo de respuesta es primordial, y es una forma de que la población se sienta protegida.

Piñeiro indicó que contarán con un total de ocho desfibriladores, así como otro que ya estaba en posesión de la agrupación de voluntarios de Protección Civil gracias a un convenio suscrito con la Dirección Xeral de Emerxencias y los otros estarán en lugares estratégicos en los que se considera que tendrán una mayor utilidad y donde el riesgo es mayor, como los polideportivos de Venecia y A Tomada y el local de usos náuticos, en los que ya se instalaron, así como en el campo de fútbol con pista de atletismo de A Alta y el campo de Cadreche, en la casa consistorial, el mercado municipal y uno portátil en el coche patrulla de la Policía Local. El edil Miguel Alamancos insistió en la importancia de contar con esos equipamientos, pues detalló que el 80% de los casos de parada cardiorrespiratoria se registraron fuera de centros hospitalarios.

Alamancos apuntó que se trata de unos dispositivos que son fáciles de utilizar debido a su simplicidad, pues señaló que de manera visual o con sonidos va indicando los pasos que hay que dar. Añadió que el contrato con la referida empresa incluye la colocación de los desfibriladores, su mantenimiento y revisión, pero también actividades formativas con cursos para un total de 64 personas que estarán preparadas para su utilización, tanto personal municipal como integrantes de los diferentes clubes deportivos de la localidad que hacen uso de las referidas instalaciones, aunque insistió en que pueden ser usados por cualquier persona.

Adolfo Muiños recordó que Rianxo cuenta con desfibriladores fijos en el pabellón polideportivo de la capital del municipio y en el de la parroquia de Taragoña, en los campos de fútbol de Asados y A Lomba, en la piscina municipal y en el consistorio, además de dos portátiles. En Ribeira cuentan con cinco, uno de los cuales está en el complejo de A Fieiteira, otro va siempre con el GAEM -todos sus miembros tienen la titulación exigida- y los otros tres se usan sobre todo en verano en las playas de Coroso, A Ladeira y O Vilar, y el resto del año van en cada vehículo de Protección Civil. El alcalde, Manuel Ruiz, indicó que su intención es incorporar nuevos desfibriladores conforme a un plan para que las instalaciones públicas con gran afluencia de personas dispongan de ellos.

Comentarios