sábado 21.09.2019

A POBRA - Denuncian retrasos en los pagos de ayudas de un curso de formación para parados

Alumnos de la comarca y alrededores que asisten en centros de A Pobra a cursos de formación ofertados por la Consellería de Traballo para desempleados, con la finalidad de mejorar sus expectativas laborales, denuncian que aún no cobraron las ayudas que les corresponden por el transporte o desplazamiento, por discapacidad.

Alumnos de la comarca y alrededores que asisten en centros de A Pobra a cursos de formación ofertados por la Consellería de Traballo para desempleados, con la finalidad de mejorar sus expectativas laborales, denuncian que aún no cobraron las ayudas que les corresponden por el transporte o desplazamiento, por discapacidad, por tener un hijo menor de seis años o por pertenecer al Itinerario Personalizado de Inserción (IPI), entre otras. Indican que a comienzos del verano pasado se iniciaron las clases y que, pese a que en teoría los pagos de esas subvenciones son con carácter mensual, aún no han percibido ni un céntimo, y eso que ya ha transcurrido casi medio año y esas actividades formativas están a punto de rematar, pues se encuentra en la fase final de las prácticas.
Algunos de los afectados por esta situación señalan que están cansados de hablar por teléfono con la inspectora, a la que aseguran que no han visto nunca en persona, pese a que les dicen que está obligada a presentarse un cierto número de veces en el desarrollo de estas acciones formativas para desempleados. Añadieron que a comienzos de cada uno de los dos cursos que se imparten había entre 13 y 15 alumnos y la mitad ya han dejado de asistir a las clases debido a que no pueden afrontar los gastos que les genera la asistencia al curso. Señalan que a cada uno le dan un argumento distinto para justificar esos retrasos, “o que cremos que é para darnos largas para no pagarnos”, y mientras tanto tienen que obligarles a depender de sus familias para salir adelante, pues con el subsidio que cobran o sin ningún tipo de prestación, no pueden afrontar gasto algunos a mayores.
En este sentido, varios de los alumnos aseguran que se sienten “enganados e estafados”, y que si llegan a saber que no les dan las ayudas, a buen seguro que no se apuntarían a estos cursos y que dedicarían el tiempo a buscar un trabajo. A algunos les dijeron hace mes y medio que en diez días se le solucionaría el problema del pago de la ayuda, pero asegura que siguen incumpliendo su compromiso, y otros recibieron cartas para comunicarles que les falta alguna documentación cuando la entregaron correctamente. Afirman estar cansados de escuchar que la Consellería de Traballo tiene siete millones de euros para becas con las que hacer frente a las solicitudes y que los errores que se están produciendo se derivan de los cambios producidos al asumir la Xunta la gestión directa de las ayudas, y que la adaptación a ese proceso genera los retrasos.

Comentarios