Jueves 23.05.2019

La Policía Autonómica abre un expediente sancionador por el vertedero de la construcción

Los agentes pidieron documentación para tratar de depurar las responsabilidades sobre esos hechos

La Policía Autonómica acudió a investigar el vertedero de Cimadevila | Chechu Río
La Policía Autonómica acudió a investigar el vertedero de Cimadevila | Chechu Río

Una pareja de la unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la comunidad autonómica de Galicia se presentó ayer por la mañana en la zona boirense de Cimadevila, Se trató de algo que pasó desapercibido para la gran mayoría de los vecinos y los que lo vieron creyeron que se trataba de alguna actuación relacionada con la lucha contra el furtivismo, algo habitual por parte de ese tipo de agente en Boiro. Sin embargo, su presencia era concretamente en el entorno de una parcela donde se ha generado un vertedero de residuos de la construcción y demolición denunciado por vecinos del lugar por considerar que se trata de algo ilegal por entender que carece de los permisos necesarios, además de que podría estar ocasionando peligros por la contaminación del subsuelo y de sus aguas, así como las del río Breiro, que pasa a escasos metros de esa finca, y por incumplir la legislación en materia de carreteras.

Según ha podido saber este periódico, la Policía Autonómica ha abierto un expediente sancionador en relación a esos hechos con la finalidad de tratar de depurar las posibles responsabilidades. Los policías requirieron diversa documentación para tratar de averiguar la titularidad de los terrenos, así como de la persona física o jurídica que pusiera estar depositando escombros de diferente naturaleza, sobre todo derivados de la actividad constructiva, en la parcela situada entre un taller mecánico y un bazar que los vecinos de la zona aseguran que no está preparada para ese cometido. Del resultado de todo ello, se dará traslado a la Consellería de Medio Ambiente para que proceda a adoptar las medidas que correspondan, que por tratarse de una infracción muy grave incluso podría acarrear multas que oscilan entre 1.200 y150.000 euros.


Tras tener conocimiento de la presencia policial en la zona y el motivo de la misma, y a la espera de que se conozcan los resultados de la investigación abierta, los residentes aplaudieron el hecho de que alguien atienda sus denuncias y que se les diga a los responsables que “nesta vida non todo vale, aínda que se teñan moitos cartos”. Y subrayaron el hecho de que haya tenido que acudir la Policía Autonómica ante la “dejación de funciones por parte do alcalde que, pese a estar ao fronte da Administración máis próxima aos cidadáns, volve a darlles a espalda para beneficiar a un particular”.

Comentarios