sábado 11.07.2020

Dos policías locales de Boiro salvan la vida a un jardinero que sufrió un infarto en A Cachada

El helicóptero medicalizado del 061 aterrizó en las pistas deportivas de A Boqueira de A Negral
El helicóptero medicalizado del 061 aterrizó en las pistas deportivas de A Boqueira de A Negral

Dos integrantes de la plantilla de la Policía Local de Boiro salvaron la vida a un hombre de mediana edad,  empleado de una empresa de jardinería que trabaja para el Concello boirense, y que sufrió un infarto cuando estaba en un cortacésped y se cayó al suelo. Fue sobre las nueve menos cuarto de la mañana de este martes cuando un hombre que paseaba con su hijo por las inmediaciones de la piscina municipal de A Cachada y vio a esa persona tiraba en el suelo. En un primer momento creyó que estaba reparando la máquina cortacésped, pero al aproximarse pudo comprobar que no se movía y temió que le pasara algo grave. Ese testigo avisó a dos empleados municipales de esa incidencia y tras comprobar que ese trabajador no se movía, creyendo incluso que estaba muerto pero sin saber lo que le había ocurrido, fue cuando llamaron a los agentes municipales se encontraban controlando el mercadillo semanal, que ese mismo día retomaba la actividad únicamente con los puestos de productos agroalimentarios, y que llegaron de inmediato.

Al llegar, esos policías locales se encontraron a la víctima en posición de cúbito prono, es decir, tendido boca abajo y con la cabeza de lado, y apreciaron que su cara estaba muy morada, casi negra, además de que no respiraba, ni reaccionaba a los estímulos externos. Su reacción inmediata fue avisar a Urxencias Sanitarias-061-Galicia, que movilizó una ambulancia medicalizada con personal sanitario del PAC de O Saltiño, así como un helicóptero con base en el Hospital Provincial de Conxo, que aterrizó en las pistas deportivas de A Boqueira de A Negral que se encuentran en las inmediaciones. Mientras guardaban la llegada de los medios sanitarios, los dos agente lo colocaron en posición lateral de seguridad y le estuvieron practicando maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) al jardinero que había sufrido una parada cardiorrespiratoria.

Después de unos instantes en que estuvieron tratando de reanimarlo, el hombre empezó a respirar y a recuperar sus constantes vitales, así como el color natural de su piel, aunque no llegaron a localizarle el pulso, pero no desistieron de continuar con las maniobras de la RCP. Cuando llegaron los técnicos del 061 y el médico y enfermero del centro de salud boirense, los agentes les dejaron continuar con la reanimación. Al lograr estabilizarlo, lo subieron a la aeronave, que procedió a su evacuación al Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS), en donde fue operado de urgencia. Los policías locales que salvaron al jardinero contactaron con su esposa, quien les dijo que se encontraba en la UCI y que hasta que transcurrieran 48 horas no le empezarían a retirar la intubación para comprobar como reacciona y saber si le pueden quedar secuelas de lo que le ha ocrurrido.

Comentarios