viernes 29.05.2020

Las Policías de Ribeira intensifican el control del confinamiento en el rural y de la celebración de fiestas

Las policáis ribeirenses realizarán controles para velar por el confinamiento | CHECHU RÍO
Las policáis ribeirenses realizarán controles para velar por el confinamiento | CHECHU RÍO

Las Policías Nacional y Local ribeirenses empezaron a intensificar desde la pasada medianoche los controles sobre el cumplimiento de las medidas establecidas en el real decreto por el que se declara el estado de alarma como consecuencia de la pandemia del coronavirus, y que se prolongarán a lo largo del fin de semana. El objetivo que se han marcado en la última comisión de coordinación entre ambos cuerpos pasa por evitar incumplimientos relacionados con el confinamiento de los ciudadanos, para lo cual sus agentes comenzaron a montar puntos móviles de vigilancia de vehículos y personas, que serán sancionados en caso de que no tengan una causa justificada que autorice su presencia en la vía pública.

Aunque está previsto que esos controles se realicen a lo largo y ancho del municipio, lo cierto es que se desarrollarán de una manera especial en los núcleos y zonas rurales, en donde se ha detectado un importante número de infracciones, pues son muchas personas mayores las salen con frecuencia a la puerta de sus casas e incluso permanecen cierto tiempo, ya sea de pie o sentados en los bancos que hay delante de sus domicilios. Además, fuentes policiales indicaron que esos lugares suelen ser más difíciles de controlar, ya que no se dispone de efectivos suficientes para abarcar un territorio tan amplio y de su gran dispersión, pero que esta vez se van a redoblar esfuerzos con ese fin.

Desde las fuerzas de seguridad se indicó que tampoco se descuidará el casco urbano, en donde se está verificando un mayor respeto respecto a lo decretado por los gobiernos estatal, autonómico y local, pero todavía están teniendo problemas con alguna gente, como toxicómanos y personas mayores, a las que les cuesta entender que no pueden salir de sus casas mientras dure el estado de alarma. De igual modo, los agentes municipales y los efectivos de la comisaría van a dedicar parte de su labor a controlar la posible celebración de fiestas privadas. De igual modo, se velará porque los ribeirenses no aprovechen el fin de semana para irse a otros lugares o que haya gente que acuda de otros sitios a la localidad. 

Aunque en los últimos días se redujo de manera considerable la cifra de personas infractoras y que serán propuestas para sanción ante la Subdelegación del Gobierno de A Coruña por desobediencia de las medidas de confinamiento, en torno a las once y media de la mañana de ayer la Policía Local ribeirense denunció en Castiñeiras a una persona de 35 años que estaba practicando deporte en la vía pública. L

Comentarios