domingo 29.03.2020

El PP de Ribeira pierde 2.163 votos respecto al 2016 pero es el único de la zona que retiene su larga hegemonía

Los populares de pueblos como Boiro y A Pobra, que eran “territorios azules”, sucumben ante la fuerte subida de PSOE

La jornada electoral se desarrolló ayer en la comarca barbanzana sin incidencias reseñables | Chechu Río
La jornada electoral se desarrolló ayer en la comarca barbanzana sin incidencias reseñables | Chechu Río

El Partido Popular ha perdido en las elecciones generales celebradas ayer la friolera de 4.645 votos en el conjunto de los cuatro municipios de la comarca respecto a los mismos comicios de 2016. Por el contrario, el PSOE es la formación política que, al igual que ha sucedido en el global del territorio español, más ha subido, obteniendo 3.312 sufragios más que hace tres años. Ello se ha traducido en un descalabro absoluto del partido de la gaviota, que pierde su hegemonia en localidades que, al menos, durante la última década eran “territorio azul”, como son los casos de Boiro y A Pobra., en donde los populares han sufrido un serio correctivo digno de análisis Además, los socialistas recuperan el bastión perdido en Rianxo en las anteriores elecciones a las Cortes del Estado, en las que el PP se había impuesto con comodidad y solvencia, pero las votaciones de ayer se le ha dado la vuelta a la sartén y son los del partido del puño y la rosa los que se alzaron con un triunfo que resulta más que significativo. 

Ribeira fue la localidad de la zona que, por tener un mayor número de electores, más se dejó sentir la pérdida de confianza de los votantes, pues perdió 2.163 votos respecto a los comicios estatales de 2016, lo que supone casi un 35% de reducción. Pese a ello, la capital barbanzana es la única que, por un margen de 420 sufragios, todavía mantiene su hegemonía respecto al resto de los partidos, siendo la fuerza más votada. Pero, este dato, no ha hecho más que acrecentar la brecha existente dentro de los populares que en diciembre de 2015 ya había perdido 3.178 votos, aunque seis meses después hubiera recuperado 471. Si se tiene en cuenta la comparativa respecto a las elecciones de hace ocho años y medio, la sangría popular es mucho mayor, pues perdió casi el 55% de los 8.956 votos que llegó a tener en las elecciones generales celebradas por aquel entonces.

En el caso de Boiro, los populares se han dejado por el camino 1.084 votos después de que en junio de 2016 había recuperado 87 sufragio, que en un contexto de una mayor abstención supuso un incremento porcentual mayor. En la localidad pobrense, la satisfacción entre los socialistas era ayer enorme, pues mantienen la línea ascendente en cuanto al porcentaje de votos recibidos dentro de una situación en la que la participación subió casi tres puntos y medio, al pasar del 72,10” al 75,49%  La abstención también se redujo en Ribeira en cuatro puntos (del 35,59% al 31,59%), un tanto por ciento de diferencia que fue inferior en Rianxo, donde pasó del 30,68% al 26,22%. En Boiro, la participación, al igual que en el resto de municipios de la zona, subió pasando del 67,36% al 72,45%.

En cuanto al resto de partidos políticos, se detecta que Podemos pasa a ser la tercera fuerza política en tres las localidades, llegando incluso a duplicar en alguna de ellas a la cuarta fuerza, Ciudadanos, que es la tercera con mayor número de respaldos en las urnas en Ribeira. El BNG experimenta una recuperación en los cuatro municipios, pero en ninguno logra rebasar el millar de votos. Por su parte, Vox, que en junio de 2016 logró un respaldo residual, sin llegar al 0,2% del total de votos, ahora ya ronda el 5% en tres municipios y en Ribeira pasar del 7%, incluso con más votos que el BNG.

Comentarios