sábado 18.01.2020

El propietario de una finca en O Vilar destroza con un arado el camino hacia la aldea de Castro

El dueño del terreno discrepa sobre el límite de su parcela y el Concello ya le obligó a reponer el vial a su estado

Una zona asfaltada y parte del ancho del camino fue destrozado por un arado | Chechu
Una zona asfaltada y parte del ancho del camino fue destrozado por un arado | Chechu

El dueño de una finca situada en la aldea de O Vilar, en Carreira, destrozó con un arado parte del camino que comunica ese lugar con Castro, perteneciente a la misma parroquia ribeirense. Ocurrió en la mañana del domingo y derivó en un conflicto vecinal, pues el propietario de la parcela sostenía que los límites de la misma entraban aproximadamente un metro en el vial de unos tres metros de anchura, mientras varios residentes del lugar sostenían la postura contraria de que estaba invadiendo esa calzada. Debido a que las diferencias entre ellos en relación al camino parecían insalvables, al mediodía alguien avisó a la Policía Local de Ribeira para tratar de mediar en el conflicto.

Cuando los agentes municipales llegaron a la zona de O Vilar en cuestión se percataron de que casi la mitad del ancho del camino estaba labrado e incluso había un trozo de asfalto destrozado. Los policías consultaron con algunos vecinos, que les indicaron que ese camino había sido ensanchado hace años cuando se llevó a cabo la canalización del alcantarillado, precisando que para ello habían cedido parte de sus terrenos los propietarios de las fincas situadas en el margen derecho hacia Castro, y que retrasaron los marcos. Por su parte, el dueño del terreno arado y que reventó parte del camino sostuvo que la ampliación se hizo hacia el lado de su parcela.

Según indicaron fuentes municipales, la Policía Local le hizo a este último un requerimiento para que paralizase las labores de arado y procediera a reponer el camino a su estado originario, comprometiéndose a hacerlo a lo largo de la tarde de ayer. El Concello indicó que si no lo hacía, se verían obligados a mandar la pala municipal para acometer esa reposición, pasándole luego a cobro los gastos que ocasione, además de abrirle un expediente sancionador.


Varios de los vecinos, algunos de los cuales acudieron a primera hora de la mañana de ayer a entrevistarse con el alcalde, Manuel Ruiz, explicaron que tienen conocimiento de que el Concello pretende asfaltar dicho camino y que no se descartaba que se ampliase de tres a cuatro metros de anchura, para lo cual deben coger más terreno del actual. Un familiar del hombre que destrozó el camino manifestó que para esa ampliación del referido vial se debe coger medio metro de un margen y otro tanto del otro lado.

Comentarios