jueves 29/10/20

Recogen firmas para evitar la instalación de una planta de gas en el casco urbano de Boiro

La publicación de la resolución de la Dirección Xeral de Enerxía e Minas por la que se somete a información pública la solicitud de autorización para transformar a gas natural

La parcela en que se pretenden instalar los tanques de gas se ubica en la Rúa Corrillo
La parcela en que se pretenden instalar los tanques de gas se ubica en la Rúa Corrillo

La publicación de la resolución de la Dirección Xeral de Enerxía e Minas por la que se somete a información pública la solicitud de autorización para transformar a gas natural la red de gas licuado del petróleo (GLP) canalizado del núcleo urbano de Boiro, y que incluye la instalación de una planta provisional de GLP en una parcela de la Rúa Corrillo en su confluencia con la Rúa Principal, hizo reaccionar a los vecinos de ese entorno del casco urbano boirense. Tras hacer pública su preocupación al pretenderse emplazar esos depósitos en una zona poblada, con negocios de hostelería y junto el aparcamiento del supermercado Día, iniciaron una recogida de firmas para expresar su rechazo y poner las bases para evitar que esos tanques acaben en esa u otra zona del casco urbano, pues creen que supone un grave peligro.
En las primeras horas, un vecino ya reunió más de 60 firmas para solicitar la paralización del proyecto y se reconsidere y se elija un lugar más apropiado para colocar esos depósitos, pues califican esas instalaciones de “potencialmente perigosas, que non poden ubicarse en zonas poboadas”. Esa cifra de apoyos las logró tras dedicar gran parte del tiempo a explicar el contenido de la citada resolución, pues la gente no tenía información al respecto, “xa que non nos deron conta nin explicacións do proxecto, e o agacharon nos boletíns oficiais para que pasase desapercibido, nunha total falta de transparencia, para que non houbera moita opción a reclamar e non houbera marcha atrás ao estar feito. Tivo que ser o periódico o que nos puxo sobre aviso do que queren facer, pois do contrario xa a teriamos encima”.
Los residentes que se interesaron por esta cuestión indicaron que esa resolución indica claramente que se trata de la “instalación de una planta provisional de GLP para realizar la transición a gas natural, con dos depósitos aéreos de 4,88 metros cúbicos de capacidad de almacenamiento unitario, que se situarán al oeste del casco urbano boirense, en una parcela de la llamada Rúa Corrillo”. Una afectada indicó que habló con la dueña de la parcela para tratar de contrastar la información e indicó que los promotores le dijeron que se trataba de la ocupación de dicha finca por 5 meses, pero que no era para depósitos, sino para pasar tuberías. Pero, tras comprobar el contenido de la resolución, la conclusión a la que llegó esa perjudicada es que no les entendió bien o la engañaron.
Los vecinos afectados añaden que aunque en la resolución se habla de provisionalidad, todos tienen claro por experiencia que esa temporalidad se alarga y luego no hay quien quite eso de ahí”. En lo que coinciden los residentes y empresarios consultados es que “parece imposible que tan siquiera se lleguen a plantear algo así, pues es como ponernos el peligro en la puerta de nuestras casas”. l

Comentarios