jueves 09.04.2020

Recogen firmas en O Saltiño y Rebordelo para que cesen los vertidos en Barraña

Harta de comprobar como la playa de Barraña sigue recibiendo continuamente vertidos de aguas fecales procedentes del colector interceptor situado en el muelle de Chouza, la comunidad de vecinos Porta da Ría.

El presidente de la comunidad de vecinos Porta da Ría muestra escritos dirigidos al alcalde de Boiro CHECHU RÍO
El presidente de la comunidad de vecinos Porta da Ría muestra escritos dirigidos al alcalde de Boiro CHECHU RÍO

Harta de comprobar como la playa de Barraña sigue recibiendo continuamente vertidos de aguas fecales procedentes del colector interceptor situado en el muelle de Chouza, la comunidad de vecinos Porta da Ría, en el lugar de O Saltiño y la Rúa Rebordelo emprendió una campaña para solicitar que cesen ese tipo de episodios contaminantes en dicho arenal, así como la limpieza inmediata de ese entorno. Sus promotores indicaron que hace aproximadamente un año solicitaron audiencia con el alcalde de Boiro, Juan José Dieste, y todavía no contactó con ellos para recibirlos y escucharlos, por lo que hace un par de semanas iniciaron una recogida de firmas para tratar de conseguir que se solucione ese problema.

Hasta ayer ya había recopilado 257 firmas, una cifra que sería mucho mayor si no fuera porque, tal y como aseguran, alguien rompió e hizo desaparecer una decena de folios en los que había otros 300 apoyos recogidos en una empresa de la localidad. De todos modos, consideran que son suficientes como para entregarlas en el Ayuntamiento para que sean atendidas sus demandas, pues apuntan que la situación es límite y no están dispuestos a seguir soportándola. Además de la contaminación de la playa y la ría y de la falta de limpieza, también señalan que son insoportables los olores nauseabundos, que les obligan a cerrar las ventanas de sus viviendas, y también los ruidos ensordecedores, sobre todo en horario nocturno, de lo que parecen proceder del movimiento de unas cadenas del referido colector interceptor de Barraña.

Los afectados indicaron que desde el pasado 26 de febrero retomaron las acciones para que se solucione el problema de los vertidos, con una denuncia registrada en el Concello, en la que volvieron a pedir cita con el alcalde. La respuesta llegó dos días después con la intervención de un tractor para bombear del colector y que tuvo como resultado un nuevo vertido en el mar de materia orgánica en grandes cantidades. Los vecinos recuerdan que el pasado 1 de marzo se detuvo el flujo de aguas residuales derramadas en el mar, lo que provocó la acumulación “catastrófica” de residuos tanto en la orilla durante la marea baja como en la parte alta de la playa. Al día siguiente tuvo lugar la intervención de un operario para limpiar frente al colector. Pero, tras dos días de calma, se reanudó el flujo de agua descargada en el mar, provocando una situación que calificaron de “desastre ecológico”.

Los promotores indican que hace un mes le preguntaron a la secretaria del alcalde por la entrevista y la respuesta que recibieron fue “en unos días”,, que no llegó. Pero, ese día el vertido siguió, mientras los mariscadores faenaron frente al colector, volviendo a repetirse ese episodio en las jornadas posteriores. Incluso enviaron el 7 de marzo una decena de fotografías al Seprona y dos días después llamaron a la Guardia Civil que tomó sus propias imágenes para transmitírselas al Seprona. Entremedias, hubo un nuevo flujo y un empleado realizó una limpieza “usando medios inadecuados”.

El pasado 13 de marzo, vecinos afectados enviaron por correo electrónico diez fotos a la Dirección Xeral de Calidade Ambiental e Cambio Climático -al día siguiente le mandaron cuatro más, al igual que el 19 de marzo, que también remitieron a Aguas de Galicia- y al Laboratorio de Medio Ambiente de Galicia. Añadieron que los vertidos prosiguieron, junto con el trabajo de mariscadores en ese entorno, hasta que cesaron el 23 de marzo, pero regresaron tras Semana Santa. l

Comentarios