sábado 26/9/20

Recogen firmas para solicitar el asfaltado del aparcamiento disuasorio de Abesadas

En el escrito que van a presentar indican que no pueden abrir las puertas y ventanas al entrar el polvo en las casas
La situación del aparcamiento de Abesadas suscita malestar entre vecinos | Chechu Río
La situación del aparcamiento de Abesadas suscita malestar entre vecinos | Chechu Río

Con una recogida de firmas, que van a presentar junto con un escrito en el Ayuntamiento ribeirense, es como pretenden residentes en los barrios de Abesadas y Cubeliños que se atiendan sus demandas en relación al aparcamiento disuasorio emplazado en un amplia parcela situada entre esas zonas. Los afectados por las condiciones en que se encuentra ese recinto indican que nunca se terminó de hacer, precisando que todavía está con arena, tierra y piedras, además de que no se está eliminando la maleza que se sube por los muros de las viviendas. Además, añaden que tiene sin señalizar ni pintar las plazas para aparcar los vehículos, lo que está causando a veces problemas al quedar mal colocados.

Los afectados que suscriben este escrito indican que no pueden abrir las puertas y ventanas de sus casas ya que les entra el polvillo que se genera en el aire al pasar los vehículos por la superficie de tierra. “No podemos colgar a ropa o sacarla fuera pues se lleva de polvo. Pasamos la escoba y la fregona y limpiamos las ventanas y al día siguiente vuelve a estar todo sucio”, se añade en el escrito suscrito por una veintena de residentes de esas zonas.

De igual modo, señalan que todos los días a primera hora pasa una máquina por la Rúa 1 Cubeliño que limpia la calzada, pero advierten que eso provoca que se levanten la tierra o arena seca y las piedras, que se suben a la acera y les bloquean la puerta de entrada o el portalón del garaje. Añaden que “no pasa nadie a limpiar la acera” y que por ello, en algunas ocasiones, tienen que ser los propios vecinos quienes lo hacen, precisando que en alguna ocasión llenaron siete recogedores llenos de tierra y piedras. De igual modo, indican que hay gente que va a pasear a ese aparcamiento disuasorio con perros para que hagan sus necesidades “y los dueños no recogen sus excrementos”, puntualizan. Aunque no lo recogen en el escrito, también quieren trasladar a las autoridades que en invierno se forma barro en ese parking, que al salir los vehículos se extiende por las calles de alrededor.

Por todo ello, además de solicitar que se asfalte correctamente ese aparcamiento como se hizo en el que se habilitó en la Rúa Agustín Fernández Oujo y que se delimiten las plazas, demandan que se limpie esa superficie, así como que se retiren las piedras y tierra y la basura de la acera.

Comentarios