martes 22/9/20

Recuperan en Palmeira la imagen del crucero de capilla que se dio por expoliada en Posmarcos

Una conductora la encontró de madrugada en un margen de la calzada a la altura de una curva en Ventín
La imagen de la virgen con el niño la llevó la Policía Local a su sede | CHECHU RÍO
La imagen de la virgen con el niño la llevó la Policía Local a su sede | CHECHU RÍO

La Policía Local ribeirense recuperó en la madrugada de ayer la imagen de piedra de la virgen con el niño en sus brazos que se cree que podría ser la fechada entre los siglo XVI y XVIII que estaba en crucero de capilla del lugar pobrense de San Isidro de Posmarcos y que se había indicado que fue expoliada durante el confinamiento a causa de la pandemia de la Covid-19. Fue una conductora la que en torno a las 4.30 horas de este sábado circulaba con su vehículo por la pista que va desde el cruce de Moldes hacia el núcleo de Palmeira y al llegar a la altura de una curva que hay entre el viaducto de la Autovía do Barbanza y el campo de fútbol de Ventín, observó una piedra en el margen izquierdo que le llamó la atención. Al detenerse y apearse del coche comprobó que se trataba de un elemento patrimonial religioso, y cuyo rostro estaba orientado hacia la misma carretera.

Fue entonces cuando alertó a los agentes municipales de guardia, que se desplazaron al lugar y recogieron la imagen de piedra. En ese momento, los policías desconocían de donde podría ser, por lo que iniciaron un recorrido por el municipio y sus alrededores por si pudiera pertenecer a alguno de sus cruceros, concretamente al de Moldes, al existente en la Rúa Manzanares o en Deán Pequeño, pero a ninguno de ellos les faltaba nada. Durante la mañana continuaron las pesquisas y tras varias gestiones se concluyó que se podría tratar del señalado que forma parte del conjunto arquitectónico de Cruceiro Novo y se echó en falta desde la última semana de abril de este año, aunque no se descarta que pudiera ser sustraído con anterioridad. Se realizaron gestiones tanto con la Guardia Civil de Boiro, a la que la Policía Local le remitió un informe tras tener conocimiento de la denuncia vecinal, por si había denuncia de ese robo. Al igual, se trató de contactar con la Alcaldía pobrense, para comunicarle el hallazgo y que acudiera alguien a recogerlo, pero al cierre de esta edición seguía en las dependencias policiales ribeirenses. l

Comentarios