jueves 26/11/20

La reordenación del tráfico en las calles Rafael Dieste y Manuel Antonio, en Ribeira, dará fluidez al entorno de las Casas Baratas

Las calles Rafael Dieste y Manuel Antonio se verán afectadas por una reordenación del tráfico, que provocará el cambio de dirección única de las mismas, que hará que cumplan una función similar a la de una rotonda.

La Rúa Manuel Antonio, junto con Rafael Dieste, verá modificada su dirección | CHECHU
La Rúa Manuel Antonio, junto con Rafael Dieste, verá modificada su dirección | CHECHU

Las calles Rafael Dieste y Manuel Antonio se verán afectadas por una reordenación del tráfico, que provocará el cambio de dirección única de las mismas, que hará que cumplan una función similar a la de una rotonda. En la actualidad, la primera tiene su entrada por la Avenida Miguel Rodríguez Bautista, al igual que sucede con la segunda, por cuyo tramo final no se puede seguir pues los vehículos se encontrarían de frente con los que vienen por el otro vial citado y que está afectado por el cambio, que cuenta con el beneplácito de la Policía Local.


Esta decisión se adoptó como consecuencia de la propuesta presentada por el nuevo concejal de Ciudadanos, José Cardalda, que trasladó la queja de vecinos de la zona de las Casas Baratas por el hecho de tener que dar una vuelta de medio kilómetro a través de las calles Manuel Antonio, Pedro Arias y Mariño de Ribera para salir de una zona de 80 metros de largo, en la que hay seis garajes y diez plazas de aparcamiento en la vía pública, cuando se podría arreglar todo con la nueva ordenación acordada, y que sólo precisará del cambio de la señalización actual. De esta manera, los coches podrán seguir entrando por Manuel Antonio y continuar por Rafael Dieste para incorporarse a la referida Miguel Rodríquez Bautista para ir hacia lugares como Padín o Malecón sin necesidad de tener que pasar por el centro de la ciudad. De esta manera, se cree que también se vería aliviado el cruce de los semáforos, cerca del CEIP O Grupo.


Uno de los puntos que mayor debate suscitó fue la designación de los festivos locales, aunque la decisión ya se conocía de antemano, pues los grupos de la oposición presentaron una enmienda de sustitución a la propuesta del PP, para que volvieran a ser el Martes de Carnaval y el Día da Dorna, en beneficio de la hostelería local. Los populares defendieron que fuera la patrona en lugar de la primera, llegando a preguntar al resto de los grupos municipales, tratando de ser “fino”, si creen que “a hostelería lle da a este pobo o que esta institución lle da a dito sector”.

Comentarios