• Miércoles, 17 de Octubre de 2018

Rescatada una mujer tras caer por un desnivel de 20 metros en las piscinas naturales pobrenses

Varios equipos de emergencias de la comarca barbanzana participaron ayer en el rescate de una mujer de 49 años, cuya identidad responde a las iniciales S.E.Z.P., de nacionalidad argentina y que reside en la localidad de Malagón (Ciudad Real),

Rescatada una mujer tras caer por un desnivel de 20 metros en las piscinas naturales pobrenses
Los equipos de emergencias cargaron con la víctima por una zona agreste | Chechu
Los equipos de emergencias cargaron con la víctima por una zona agreste | Chechu

Varios equipos de emergencias de la comarca barbanzana participaron ayer en el rescate de una mujer de 49 años, cuya identidad responde a las iniciales S.E.Z.P., de nacionalidad argentina y que reside en la localidad de Malagón (Ciudad Real), que resultó herida de diversa consideración tras precipitarse por una zona rocosa en las piscinas naturales de A Pobra. El suceso tuvo lugar a las dos y media de la tarde cuando la fémina practicaba senderismos por la ruta de San Xoán y, por razones que se desconocen, cayó en unas piedras, deslizándose por ellas a lo largo de unos 20 metros hasta que se detuvo. En la caída, la víctima llevó un golpe en la cabeza, donde tenía una brecha, y otro en la espalda y, llegó a quedar inconsciente por unos momentos. A la espera de realizarle diversos análisis, su pronóstico era reservado.
Hasta el lugar del suceso acudieron cinco efectivos de las dotaciones de guardia de los parques de Bomberos de Boiro y Ribeira, tres voluntarios de la agrupación pobrense de Protección Civil -habían estado poco antes por esa zona colocando los carteles de los senderos e incluso llegaron a hablar con la mujer y su marido y regresaron al recibir el aviso del 112- y personal técnico de Urxencias Sanitarias-061 Galicia, que inmovilizaron a la herida y cargaron con la ella sobre una camilla a lo largo de un sendero de difícil acceso, pues había muchas piedras, hasta donde pudo llegar el vehículo asistencial, en el que se la introdujo tras apoyarla en la camilla y envolverla en un colchón de aire para trasladarla en las mejores condiciones hasta el Hospital do Barbanza. Los profesionales que la acompañaban pudieron comprobaron que la mujer no se encontraba bien tras la caída y los golpes recibidos, pues repetía en bucle las mismas expresiones y no recordaba muy bien lo que le había pasado, por lo que les preguntaba continuamente por ello.
También acudieron en un vehículo particular un médico y una enfermera del PAC de A Pobra, que fueron de los llegaron más pronto al lugar y atendieron a la víctima, realizando una primera evaluación y prestándole asistencia sanitaria en el lugar, y una patrulla de la Guardia Civil de Boiro, que llegó hasta el punto del suceso, y otra de la Policía Local pobrense. Los agentes municipales permanecieron en la zona de abajo en la que se estacionaron los camiones de los Bomberos para vigilarlos y evitar que pudieran ser asaltados, pues esa zona se encuentra apartada y no sería la primera vez que desaparecen cosas de vehículos.l