martes 02.06.2020

RIVEIRA - Rescatada la tripulación de una lancha a punto de chocar con rocas en O Vilar

Los tripulantes de la planeadora “Guiomar Un”, con base en el puerto de Riveira, se encuentran sanos y salvos después de que ayer, en torno a las once menos cuarto de la mañana, su embarcación quedó a la deriva por una avería en el motor, y estuviera muy cerca de impactar contra unas rocas que hay entre las playas riveirenses de O Vilar y A Ladeira, en la desembocadura del Río de Mar, a la altura de la laguna de Carregal.

La “Salvamar Sargadelos” remolcó la lancha a la dársena de Riveira CHECHU RÍO
La “Salvamar Sargadelos” remolcó la lancha a la dársena de Riveira CHECHU RÍO

Los tripulantes de la planeadora “Guiomar Un”, con base en el puerto de Riveira, se encuentran sanos y salvos después de que ayer, en torno a las once menos cuarto de la mañana, su embarcación quedó a la deriva por una avería en el motor, y estuviera muy cerca de impactar contra unas rocas que hay entre las playas riveirenses de O Vilar y A Ladeira, en la desembocadura del Río de Mar, a la altura de la laguna de Carregal. Dos de ellos fueron rescatados por el personal de la lancha Salvamar Sargadelos, mientras que el tercero, que es el armador aguiñense Adan Pena Armental, se encontraba ya en tierra tras nadar una larga distancia y fue quien dio la voz de alarma, algo que también se hizo desde la embarcación en peligro con el lanzamiento de varias bengalas.
Pese a que no está nada claro lo ocurrido, según informaciones que recibió el Centro de Atención de Emerxencias 112 Galicia, el suceso se registró cuando dicha planeadora estaban faenando al erizo de mar y sufrió un golpe de mar y sufrió un golpe de mar y volcó a unos dos kilómetros de la costa, en la zona de Anguieira, y se quedó sin motor, por lo que estuvo a la deriva durante casi tres cuartos de hora hasta que fue localizada a escasos metros de las piedras del Río de Mar, que separa los referidos arenales riveirenses.
Esa rápida intervención fue importantísima pues de haberse producido cuatro minutos después se estaría hablando de una tragedia al impactar la lancha contra las rocas. En el operativo también intervinieron la Cofradía de Pescadores de Santa Uxía, el Servizo de Gardacostas -despegó el helicóptero Pesca I pero fue anulado y regresó a su base-, una ambulancia del 061 -sus servicios ya no fueron necesarios al estar en perfectas condiciones de salud y no precisar asistencia sanitaria-, la Policía Local, las unidades científica y judicial de la comisaría, Protección Civil y el Grupo de Apoio e Emerxencias Municipal (GAEM).
El responsable de este último, Marcos Fernández, relató que tras recibir un aviso del 112 de que había una embarcación se iba a pique por el entorno de Couso, se activó el protocolo con los medios disponibles, y al llegar a la zona visualizaron unas bengalas. Puntualizó que el aviso lo dio el amador de la Guiomar Un “que, en una actitud valiente, salió a nado al ver la situación y llegó a la orilla de la playa y luego fue a la conservera Ignacio González Montes para pedir auxilio por teléfono", precisó.

Comentarios