sábado 19.10.2019

Rescatan a la tripulación de una planeadora que volcó debido a un golpe de mar cerca de Sálvora

Un golpe de mar parece que está detrás de un nuevo accidente marítimo en el litoral ribeirense. Ocurrió en torno a las once de la mañana de ayer al suroeste de la isla de Sálvora, cuando la planeadora “Nuria”,

La planeadora quedó volcada tras recibir un golpe de mar cerca de Sálvora | Chechu
La planeadora quedó volcada tras recibir un golpe de mar cerca de Sálvora | Chechu

Un golpe de mar parece que está detrás de un nuevo accidente marítimo en el litoral ribeirense. Ocurrió en torno a las once de la mañana de ayer al suroeste de la isla de Sálvora, cuando la planeadora “Nuria”, perteneciente a la Cofradía de Pescadores “San Pedro” de Ribeira, se disponía a regresar a tierra firme tras recoger los topes de erizo de mar -un total de 60 kilos-, cuando una ola rompió contra la embarcación y provocó su vuelco, quedando con la quilla al sol. Los dos tripulantes de la misma, que son un matrimonio, cayeron al agua y empezaron a pedir ayuda, siendo auxiliados por los mariscadores de otra lancha que se encontraba en las inmediaciones. La cantidad de producto que habían extraído, así como diverso equipamiento que había en la misma para la pesca se dieron por perdidos al ir a parar al fondo del mar.

Pese a la rápida intervención de otros compañeros, la mujer, cuya identidad responde a las iniciales M.P.F.R., de 44 años, se encontraba bastante nerviosa y presentaba síntomas de hipotermia por lo que, una vez que la sacaron del agua, fue trasladada en una planeadora hasta el muelle de Aguiño, hasta donde se movilizó una ambulancia asistencial de Urxencias Sanitarias-061 Galicia, que procedió a la evacuación de la víctima hasta el Hospital do Barbanza. También se dio aviso a Salvamento Marítimo, que acudió con la lancha “Salvamar Sargadelos, que ya no tuvo que intervenir, pues la planeadora siniestrada estaba siendo remolcada con la quilla hacia arriba por otra embarcación semejante, “Atenea” de Antonio Oujo, de la Cofradía de Pescadores de Aguiño.

Este accidente en el mar ha reavivado el debate sobre la necesidad de mayor potencia en los motores de estas lanchas para hacer frente a un apuro en el agua como el golpe de mar que recibió “Nuria”, pero también para que otra embarcación se pueda introducir en la zona del siniestro en labores de auxilio para rescatar a la víctimas o remolcar la lancha, y pueda salir lo más rápido posible de allí para evitar cualquier percance. Así lo indicaron los patrones mayores de Ribeira y Aguiño, José Antonio Pérez “Rubio” y José Antonio Santamaría, que incidieron ayer en que cuando solicitan al Gobierno estatal un mayor caballaje para los motores de sus embarcaciones no lo hacen por capricho, sino para poder atender este tipo de incidencias, sencillamente por razones de seguridad.

Comentarios