Lunes 17.12.2018

Residentes en el entorno de Río Azor denuncian el lamentable estado de unas aceras y la calle

La acera en la calle de los apartamentos Río Azor está hundida o levantada | Chechu Río
La acera en la calle de los apartamentos Río Azor está hundida o levantada | Chechu Río

Una acera de la calle en la que se ubican los apartamentos Río Azor, muy cerca del hotel y de la playa del mismo nombre, en la parroquia de Palmeira, presenta un deterioro que ha suscitado las quejas de los residentes. Señalan que en varios puntos las baldosas están hundidas o levantadas, además de despegadas desde hace un par de años, y advierten que su situación se sigue agravando debido a que nadie se ha preocupado en el Ayuntamiento ribeirense por ir hasta allí a mirar para comprobar lo que pasa. Algunos de los residentes en esa zona indicaron que los desperfectos que presentan esas aceras se deben a que las cosas ya se hicieron mal cuando se urbanizó ese lugar, al no obrar en condiciones para que asentasen bien el terreno y las baldosas.

Del mismo modo, los afectados indican que desde la Administración local se debió hacer un control de esa obra para que quedase bien hecha y pasados los años no se produzcan estas situaciones. Confían que desde el Ejecutivo local se adopten las medidas para subsanar esta situación antes de que el deterioro vaya a más e incluso que se pueda registrar algún accidente, por caídas, con consecuencias de diversa consideración de las que haya que lamentarse. Del mismo modo, aprovechan para indicar que, cuando llueve, se producen estancamientos de agua en algunos puntos de la calle. A su juicio, ello evidencia de que no se construyó la calle y se le dio la inclinación necesaria para que las precipitaciones caídas sean conducidas hacia las rejillas de recogida de pluviales.

Del mismo modo, esos residentes indican que no entienden como se dejó una zona sin asfaltar en forma de curva y que une las dos calles paralelas en las que se ubican los referidos apartamentos. Y explican que la tierra de esa superficie es arrastrada por el agua de la lluvia y luego se deposita en la zona pavimentada, lo que señalan que les ocasiona varias molestias. Por ello, creen que desde el Concello de Ribeira se deben adoptar medidas correctoras para subsanar con la mayor celeridad posible esas deficiencias. l

Comentarios