• Jueves, 18 de Octubre de 2018

Residentes de O Saltiño expresan su sorpresa al darle a su playa la bandera azul pese a los vertidos

Hace diez días que por parte de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) se hizo pública la relación de playas en las que este verano ondeará la Bandera Azu l.

Residentes de O Saltiño expresan su sorpresa al darle a su playa la bandera azul pese a los vertidos
La playa de O Saltiño sufrió vertidos de fecales desde hace varios meses | Chechu Río
La playa de O Saltiño sufrió vertidos de fecales desde hace varios meses | Chechu Río

Hace diez días que por parte de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) se hizo pública la relación de playas en las que este verano ondeará la Bandera Azul, un distintivo al que han renunciado tres de los cuatro municipios barbanzanos, aunque se siguen proporcionando los servicios exigidos. Boiro se convirtió en la única localidad que optó a ellas y logró las siete que solicitó, convirtiéndose en uno de los municipios con mayor número de enseñas, máxime tras recuperar el que había perdido el arenal de Mañóns debido a que la calidad de sus aguas no reunía las condiciones necesarias. Pero, a los residentes del entorno de la playa de Saltiño-Barraña les sorprende que esta zona mantenga la Bandera Azul pese a los continuos vertidos de aguas fecales que se vinieron registrando desde hace meses.  

Esos vecinos señalan que uno de los criterios que debe prevalecer a la hora de concederse este tipo de distintivo es la pureza de las aguas, algo que deja bastante que desear en la playa de O Saltiño, tal y como se viene denunciando desde hace meses. Manifestaron que “quedamos parvos” nada más comprobar que dicho arenal figuraba en la lista de las galardonadas con ese distintivo. No son capaces de entender como se le otorga ese reconocimiento a un arenal que, al igual que sucede desde hace tiempo con el de Peralto, que no cumple las condiciones de seguridad para los bañistas, ha padecido durante todo el otoño, invierno y lo que ha transcurrido de primavera los avatares del deficiente funcionamiento del sistema de saneamiento, con graves fallos en las estaciones de bombeo. 

Estos residentes añaden que les resulta incomprensible que los controles o análisis de las aguas de esa parte del litoral no detectasen las bacterias vinculadas a las aguas residuales. Dicen que esta situación les lleva a sospechar de la existencia de algún “complot” o intereses oscuros” para que O Saltiño mantenga la Bandera Azul. Pese a otorgarle ese distintivo, varios de esos vecinos indicaron que en el verano ni se les va a ocurrir bajar a bañarse a esa playa. Sin embargo, no todos deben pensar lo mismo, pues ayer por la tarde se pudo ver a varias personas en el agua y un par de ellas viven en un edificio de ese entorno. “Alá elas, logo se queixarán dos granos que lles saen na pel”, matizó uno de los vecinos críticos con la situación.