sábado 24.08.2019

Retiran el carnet de conducir e incautan los vehículos a la implicada en el accidente mortal de mayo entre Palmeira y A Pobra

La investigada, que pidió perdón a las familias de la pareja fallecida, también fue privada del pasaporte

María del Pilar F.P. deberá comparecer los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado | C.R.
María del Pilar F.P. deberá comparecer los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado | C.R.

La ribeirense María del Pilar F.P., de 45 años, que era la conductora del BMW que el pasado 4 de mayo se vio implicada en un accidente de tráfico al chocar con un Seat León, en el que iba una joven pareja que murió en el acto, quedó ayer en libertad con cargos. Así lo decretó el titular del Juzgado de Instrucción Nº1 de Ribeira tras tomar testimonio a cuatro testigos aportados por la defensa y a la investigada, que hizo una declaración en la que pidió perdón a las familias de los fallecidos “pues ella tiene hijos y se pone en el lugar de ellos”, dijo su abogado, Manuel Méndez. El letrado de las familias, Antonio Arca, pidió prisión provisional al acusarla de dos delitos de homicidio, otro de conducción temeraria con desprecio a la vida de los demás y conducción bajo efectos de alcohol y sustancias psicotrópicas, pues señaló que la conductora del vehículo de gama alta arrojó una tasa de alcohol de 1,37 y dio positivo en etanol y ansiolíticos.

Por su parte, la Fiscalía solicitó las medidas cautelares que finalmente acordó el juez: la retirada del carnet de conducir y del pasaporte, la intervención del BMW y otros vehículos a nombre de ella -no accedió a incautarle los de sus familiares como pedía el Ministerio Público- y le estableció comparecencias en sede judicial los días 1 y 15 de cada mes. Según indicaron los letrados de las partes personadas, el juez entendió que no existe riesgo de destrucción de pruebas, ni de reiteración delictiva, al retirarle el permiso de conducir y los vehículos, ni tampoco de fuga debido al arraigo de la investigada, que tiene un hijo menor de edad en la escuela y los mayores viven con ella.


Arca indicó que la investigada prácticamente no declaró, dejando muchas preguntas sin responder. Antes de conocer la resolución judicial, este abogado manifestó que la verdadera medida a acordar era la prisión provisional, “puesto que la retirada del carnet no va a impedir la comisión de futuros delitos”, y sobre su arrepentimiento dijo que se trataba de algo que no se podía valorar en este momento de la instrucción. De los testigos dijo que uno era el automovilista que iba detrás del Seat León en el momento del accidente y otra la conductora de un coche que un cuarto de hora antes iba delante de Pilar F.P. y que se apartó a un lado al verla circular de manera irregular. Los otros fueron vecinos del lugar del siniestro, que pese a estar acostumbrados a ver accidentes, manifestaron textualmente que el BMW iba a una velocidad “bestial”. Méndez manifestó que fue un accidente en el que aún está por determinar la culpabilidad, pues falta el informe definitivo de la Guardia Civil de Tráfico, y que su clienta “no se acuerda de nada. Está muy afectada psicológicamente. Es una víctima más. Ella desearía estar muerta”.

Comentarios