Sábado 15.12.2018

Al rianxeiro detenido por drogas se le acusa de tenencia de armas, por lo que ya fue arrestado en abril

La jueza de guardia de Padrón dictó un auto por el que envió a prisión al rianxeiro José Manuel Vicente Torres, de 47 años

La Guardia Civil se incautó de armas, droga, dinero y descubrió un fraude de fluido eléctrico
La Guardia Civil se incautó de armas, droga, dinero y descubrió un fraude de fluido eléctrico

La Guardia Civil mantuvo con bastante recelo el resultado de la operación Stop, culminada en la mañana del martes en Rianxo y que supuso la detención de un vecino, José Manuel Vicente Torres, de 47 años, del que inicialmente se supo que se le investigaba por un delito contra la salud pública en la modalidad de tráfico de drogas. Pero, la Benemérita se desveló ayer que su Grupo de Información de la Comandancia de A Coruña también lo investigaba como presunto autor de un delito de tenencia ilícita de arma, en el marco del control de armas y explosivos. Ese rianxeiro ya contaba con antecedentes por ese motivo, no en vano fue detenido en abril de este año por agentes del cuartel de la localidad barbanzana como presunto autor de ese mismo delito. 
En este caso, la patrulla estaba realizando un servicio rutinario de vigilancia de costas en el muelle de la villa cuando observó un vehículo que le hizo levantar sospechas. Dentro del automóvil iban tres personas con la luz interior encendida y que al percatarse de la presencia policial trataron de emprender la huida, pero los agentes los interceptaron. Al realizar un registro superficial del coche, encontraron debajo del volante un arma corta, que carecía de marca, modelo y numeración y que estaba en una bolsa y cartuchos en otra. Y hallaron varias monodosis de varias drogas y dos navajas que fueron intervenidas, al igual que la pistola. En aquella ocasión, tras pasar a disposición judicial, Juan Manuel Vicente quedó en libertad con cargos.
En esta ocasión, la investigación comenzó cuando la Guardia Civil tuvo sospechas de que esta persona pudiera estar en posesión de varias armas de fuego, pudiendo observar en el transcurso de las labores policiales como se dedicaba a disparar en diversas ocasiones y sin motivo aparente desde su ventana a una señal de “Stop”, de ahí el nombre de la operación. Tras varias pesquisas, el martes se procedió al registro del domicilio del ahora detenido en la Rúa Irmáns Insua -también se registraron su coche y un ático en la Rúa Setefogas- con la autorización del Juzgado Nº 2 de Padrón y en la que también participaron la Usecic, el Servicio Cinológico -guía canino- e Intervención de Armas. Fruto de esa actuación, se aprehendieron una carabina del calibre 22, otras tres carabinas, una pistola y un revolver, todos ellos de aire comprimido, y cartuchería de diverso calibre. Y se incautaron 343 gramos de hachís, 20 gramos de cocaína y 150 de heroína, 51 plantas de marihuana, 1.185 euros y material para preparar el corte de la droga y las dosis.
La Guardia Civil indicó que el cultivo de las plantas de marihuana lo realizaba dentro de la propia vivienda con todo tipo de lámparas y sistemas de ventilación, realizando un puenteado de la electricidad del cableado exterior, por lo que también se le investiga por defraudación del fluido eléctrico. La jueza de guardia ordenó su ingreso en prisión preventiva.

Comentarios