martes 17.09.2019

RIANXO - Hallan en una huerta del lugar de Rianxiño un posible artefacto incendiario sin detonar

Después de que estos días se detuvo y ordenó el ingreso en prisión preventiva de un joven de la parroquia riveirense de Carreira acusado del gran incendio del pasado agosto que cercó el polígono industrial, obligando a desalojarlo, este fin de semana tuvo lugar en la comarca barbanzana el hallazgo de un artefacto del que se sospecha que podría ser incendiario y que está sin detonar.

El supuesto artilugio incendiario apareció clavado en la tierra de una huerta situada en el lugar de Rianxiño
El supuesto artilugio incendiario apareció clavado en la tierra de una huerta situada en el lugar de Rianxiño

Después de que estos días se detuvo y ordenó el ingreso en prisión preventiva de un joven de la parroquia riveirense de Carreira acusado del gran incendio del pasado agosto que cercó el polígono industrial, obligando a desalojarlo, este fin de semana tuvo lugar en la comarca barbanzana el hallazgo de un artefacto del que se sospecha que podría ser incendiario y que está sin detonar. Fue el propietario de una vivienda en el lugar de Rianxiño el que en torno a las tres de la tarde del sábado encontró un cilindro metálico semienterrado en la huerta que tiene entre la casa y un cobertizo. En ese momento, según relató, le pareció extraño, pues al mediodía había pasado por allí y no estaba, y le preguntó a su hijo si lo colocará él. Ante la respuesta negativa de su vástago, regresó y empezó a curiosear un poco para saber de que se trataba. Tiró de la punta de lo que parecía una tela blanca que había en ese tubo con la intención de sacarlo del suelo.
Lo que acabó saliendo fue un pequeño paracaídas enganchado con unos cordeles y un cable metálico al citado cilindro de unos 18 centímetros de longitud. Hasta ese momento no había advertido el peligro que podría tener, pero poco a poco se fueron levantando las sospechas sobre ese artilugio de que pudo ser arrojado o disparado al aire con fines incendiarios, por lo que ante el temor de que pasase algo decidió desistir de sus intenciones de sacarlo y creyó oportuno avisar a los cuerpos de seguridad de la localidad. Como él estaba ocupado, mandó a su hijo que le comunicara el hallazgo a la Policía Local, que acudió a las cinco de la tarde para interesarse por ello y, según relató el dueño de la casa, los agentes acabaron extrayéndolo y se lo llevaron para sus dependencias con el objetivo de ponerlo en manos de expertos para que inicien la investigación.
Los hijos del dueño de la casa manifestaron que estaban “flipando” con el hecho de que ese posible artilugio incendiario apareciese en su huerta. Añadieron que no quisieron revolver demasiado en ese objeto que “invadió” su huerta, por temor a que pueda llevar algún dispositivo con explosivos dentro que no llegó a funcionar y que les estalle delante de sus narices. Esa familia desconoce quien pudo tirarlo y desde donde, pero cree que tuvieron que hacerlo esa misma mañana. Les parece muy raro que el cilindro se clavase en la tierra pese a no tener punta. Algunos testigos apuntaron que no descartan que el objetivo de quienes lo lanzaron fuese prenderle fuego a una plantación de eucaliptos que hay cerca de la citada casa situada en esa parte del medio rural rianxeiro, aunque también apuntan que las condiciones meteorológicas no eran las más propicias como para que las llamas se propagasen. De todos modos, el dueño de la finca donde apareció ese artilugio está expectante por saber de lo que realmente se trata y si se confirman sus sospechas. n

Comentarios