jueves 09.04.2020

RIANXO - Rescatan a dos marineros cuya lancha chocó con una batea frente a O Chazo

Los dos tripulantes de la planeadora “Nuevo Nelson”, conocidos por los "Rixotes", con base en el puerto de Rianxo, fueron rescatados poco antes de las dos de la madrugada de este sábado tras sufrir un accidente en la ría arousana.

Las marcas del golpe eran visibles ayer en el lateral derecho de la planeadora	CHECHU RÍO
Las marcas del golpe eran visibles ayer en el lateral derecho de la planeadora CHECHU RÍO

Los dos tripulantes de la planeadora “Nuevo Nelson”, conocidos por los "Rixotes", con base en el puerto de Rianxo, fueron rescatados poco antes de las dos de la madrugada de este sábado tras sufrir un accidente en la ría arousana. El suceso se produjo cuando su embarcación impactó contra una batea situada en la zona de O Chazo, lo que provocó la caída de ambos al agua. Se trató de su patrón, Cesáreo V.V., de 55 años, y del marinero, Miguel R.V., de 41 años, que tras el buen susto inicial que se llevaron, se encuentran convalecientes en sus domicilios de los síntomas de hipotermia y lesiones sufridos.
Según informaron fuentes próximas a la familia, ambos habían salido a faenar al xeito en torno a las diez de la noche junto a otras embarcaciones. En torno a la medianoche empezaron a regresar los barcos y un familiar del patrón le preguntó por él y su sobrino a un compañero que acababa de tomar puerto. Este le dijo que cuando lo vio por última vez le quedaba media malla para recoger, por lo que no debía tardar demasiado en llegar. Sin embargo, los minutos pasaban y no daban señales de vida, por lo que le solicitó a un par de embarcaciones para que fuera a echar un vistazo por si les pasara algo. 
Fue sobre la una y media de la madrugada cuando vieron la lancha “Nuevo Nelson” a la deriva, por lo que dieron aviso al resto y se organizó una búsqueda, en la que incluso se llegó a preparar la embarcación de la Cofradía de Pescadores de Rianxo pues tiene un foco muy potente y podría contribuir a realizar un mejor rastreo. Sin embargo, minutos después de aparecer la planeadora escucharon voces pidiendo auxilio y eran las de Cesáreo y Miguel. La trip0ulación de la lancha cabinada “O Kel” fue la que se encargó de rescatarlos y llevarlos hasta tierra.
Según las mismas fuentes, momentos antes del accidente marítimo el marinero del “Nuevo Nelson” se puso a levantar unas pesas del xeito y tras a meter unas cajas del pescado en la proa.  Seguidamente, encendieron el motor y cuando llevaban navegando un minuto Miguel le hizo indicaciones a Cesáreo de que parase al percatarse de que había algún obstáculo delante de ellos, pero no tuvo tiempo y acabaron impactando con el lateral de la embarcación contra una batea. Los dos cayeron al mar y empezaron a nadar hasta alcanzar una mejillonera en la que el más joven consiguió encaramarse, mientras que su tenía más problemas, pues recibió un fuerte golpe en un costado, así como problemas en una piernas que luego quedaron descartados.
El tiempo que permanecieron en el agua y con la ropa mojada hasta que los rescataron provocó que ambos sufrieran síntomas de hipotermia. El patrón fue evacuado al centro de salud en un coche particular por un familiar para que recibiera la atención que precisaba y horas después recibió el alta, mientras que al marinero, que reconoció que tenía mucho frío, lo llevó a su domicilio un particular para que entrase pronto en calor.

Comentarios