viernes 4/12/20

Ribeira investigará posibles conexiones de aguas fecales en las redes pluviales

El Ejecutivo ve mejoras en Os Mosqueiros y anuncia el inicio del acondicionamiento en la desembocadura del cauce del río Listres
El último pleno ribeirense, urgente y extraordinario, se desarrolló guardando las distancias
El último pleno ribeirense, urgente y extraordinario, se desarrolló guardando las distancias

La oposición municipal ribeirense arrancó del Ejecutivo local presidido por Manuel Ruiz un compromiso para tratar de descubrir conexiones ilegales de aguas fecales a la red de pluviales. Fue a raíz de la moción del BNG para demandar soluciones a las deficiencias pendientes en el sistema de saneamiento en el río Listres y Os Mosqueiros, lugar este último donde el alcalde y otros ediles coincidieron en señalar que hay alguna conexión irregular, y que incluso el socialista José Manuel Vilas llegó a decir que sabía de la existencia de alguno, por lo que se le pidió que informase de ello.

El alcalde indicó que la situación ha mejorado mucho, como lo demuestran los datos de los análisis de los dos últimos años  las aguas de las playas, que dieron la calificación de “optima”. El concejal popular Emilio Pérez indicó que esa mejor situación se debe a la puesta en servicio en agosto de 2019 del bombeo de A Revolta, lo que se completó con la instalación de una red de saneamiento con pozo de bombeo para recoger acometidas domiciliarias de Os Mosqueiros que hasta entonces vertían directamente al mar, y de una red de pluviales en A Revolta para evitar que esas aguas de calles colindantes a la carretera provincial se conecten al bombeo. Pero, también aportó información en relación a que el emisario que cruza la playa de Os Mosqueiros sólo es para pluviales, excepto en momentos puntuales en los que se pueda producir algún alivio de aguas residuales en el bombeo de A Revolta, autorizado por Augas de Galicia debido a que no tiene capacidad para impulsar todo el agua que le llega, “algo que soe suceder cos episodios de chuvia intensa, e as augas residuais se mezclan coas pluviais, aínda que as primeiras teñen pouca carga contaminante, pois van moi diluidas”, precisó Pérez Outeiral.

Este último dijo que otra incidencia que se registra allí es que hay algún punto en el que se produce una reducción brusca del diámetro del colector, “o que provoca que ao levar moita auga saia á superficie en lugar de facelo polo extremo da tubería”. De todas maneras, también confirmó que se comprobará que ninguna acometida domiciliaria está conectada incorrectamente al colector de pluviales, y que estas últimas no estén conectadas al bombeo de A Revolta. Ruiz Rivas añadió que “nos preocupa Os Mosqueiros ata que non se colla cal é a conexión ilegal”, y dijo que a lo mejor hay que hacer algún tipo de jaula que impida que si los residuos van mezclados en las aguas pluviales no salgan a la playa.

 Respecto al problema existente en la desembocadura del río Listres, Emilio Pérez indicó que se descartó la construcción de un emisario por ser inviable debido a los altos costes y las repercusiones medioambientales de dicha infraestructura, y se optó por optó por la modificación del cauce del río tanto en planta como en alzado, dándole la pendiente necesaria para que el agua circule por gravedad hasta el mar. Detalló que la Demarcación de Costas autorizó la retirada del empalizado de madera, para lo que se destinaron 29.800 euros, y que se adjudicó a la empresa Tarrío y Suárez el referido acondicionamiento del río y la construcción de una pasarela de madera por 42.924 euros, y cuya ejecución se prevé que comience en próximas semanas.

Comentarios