martes 17.09.2019

Riveira- Una centenaria logra un premio de 100.000 euros en el concurso de la marca Meritene

Josefa López Sobrido es una vecina del barrio riveirense de Fondevila, que se ha pasado toda su vida luchado por sacar adelante tanto a sus padres como a sus hijos, nietos y biznietos ya fuese trabajando en la lonja como dedicándose a un oficio que hoy en día está desaparecido: avisadora de entierros.

Josefa López mira de reojo a su hija Rosa cuando le comunica que ganó un premio de 100.000 euros  CHECHU RÍO
Josefa López mira de reojo a su hija Rosa cuando le comunica que ganó un premio de 100.000 euros CHECHU RÍO

Josefa López Sobrido es una vecina del barrio riveirense de Fondevila, que se ha pasado toda su vida luchado por sacar adelante tanto a sus padres como a sus hijos, nietos y biznietos ya fuese trabajando en la lonja como dedicándose a un oficio que hoy en día está desaparecido: avisadora de entierros. Después de todos sus esfuerzos y sacrificios, ahora que se encuentra encamada tiene la fortuna de seguir ayudándolos, pues ha tenido la suerte de ser la persona agraciada en el concurso convocado por la marca Meritene, un conocido suplemento nutricional, que otorgaba un premio de 1.000 euros por cada año cumplido. Como ella llegó a la centena en marzo, le corresponde la nada desdeñable cantidad de 100.000 euros. Algunas personas indicaban ayer que es la merecedora del premio. 
Según relató su hija, Rosa Lorenzo López, de 73 años, fue en la farmacia de María Dolores López Rodríguez -popularmente conocida como la de Calo- en donde la animaron a que enviase los códigos de barra en un sobre para participar en el sorteo entre los consumidores de Meritene, pero ella reconoce que no creía nada en esas cosas y, después de mandar dos formularios, acabó por dejar de hacerlo. No volvieron a pensar nada más en eso, pero pasadas las cuatro y media de la tarde de este miércoles la hija de esta centenaria recibió la llamada telefónica de un responsable de marketing de la marca para comunicarle la buena noticia. Ella reaccionó con incredulidad y le dijo que no le tomara el pelo, pero ante la insistencia del interlocutor acabó por creerlo, sobre todo al hacer referencia al nombre de la farmacia en la que compra los envases de ese producto que su madre toma por la mañana y por la noche mezclado en la fruta triturada que le suministran con una cucharilla.
Desde entonces han iniciado una serie de trámites para solicitar cierta documentación que le solicitan en la empresa que convocó el concurso, tales como su partida de nacimiento, una fe de vida y un certificado médico y otro de estado, así como uno más del banco conforme es titular de una cuenta bancaria en la que hacerle la transferencia del dinero. Ayer al mediodía le dieron los papeles a Josefa López para que firme la aceptación del premio, y pese a que mantiene los ojos cerrados durante buena parte del tiempo, los abrió en el momento que le comunicaron que le habían correspondido 100.000 euros.
En el anuncio de la convocatoria del premio, Meritene y Nestlé Health Science indicaban que querían reconocer el importante papel que las personas mayores que ayudan a su familias a salir adelante, y que por eso ahora les ayudan de esta manera para mejorar su calidad de vida. Ella no podrá disfrutarlo, pero como le sucedió en sus 100 años, será su familia la que lo haga.

Comentarios