miércoles 25/11/20

RIVEIRA - La Fiscalía solicita 20 años de prisión para "Víctor do Cochón" por robos y otros delitos

La Fiscalía solicita un total de 20 años de prisión contra Víctor Manuel Pérez Casais, conocido como "Víctor do Cochón", por un concurso de delitos, dos por robo con violencia e intimidación, con el agravante de uso de disfraz en ambos casos, y otros dos de iguales características pero en grado de tentativa, tenencia ilícita de armas y otro de hurto.

Víctor do Cochón ingresó en prisión preventiva tras su detención por una tentativa de robo     CHECHU RÍO
Víctor do Cochón ingresó en prisión preventiva tras su detención por una tentativa de robo CHECHU RÍO

La Fiscalía solicita un total de 20 años de prisión contra Víctor Manuel Pérez Casais, conocido como "Víctor do Cochón", por un concurso de delitos, dos por robo con violencia e intimidación, con el agravante de uso de disfraz en ambos casos, y otros dos de iguales características pero en grado de tentativa, tenencia ilícita de armas y otro de hurto. El Ministerio Público precisa que en el caso de este acusado concurre el agravante de reincidencia en los delitos de robo con violencia e intimidación, incluidos los cometidos en grado de tentativa, pues cuenta con antecedentes penales en esa materia. De hecho, apunta que fue condenado por sentencia firme del 25 de mayo de 2010 dictada por la Audiencia Provincial de Santiago, que le impuso la pena de 4 años y 3 meses de cárcel, que acabó de cumplir el 13 de febrero de 2014.

En las conclusiones del escrito de acusación, la Fiscalía indica que Víctor do Cochón actuó en carias ocasiones con el propósito de obtener un inmediato beneficio patrimonial cuando sobre las siete de la tarde del 8 de septiembre de 2014 accedió ocultando su rostro con una gorra de béisbol y una braga al supermercado Eroski, en la zona del Arenal de A Pobra, a la vez que empuñaba un arma con la que encañonó a una de las cajeras diciéndole: "Bueno, ya sabes como va esto, me das el dinero y no te va a pasar nada, abre la caja y metes el dinero en una bolsa". A continuación, huyó del lugar a bordo de un Honda Civic, llevándose un botín de 634,53 euros.

Del mismo modo, le acusa de que 11 días después,  a las diez de la noche, acudió al restaurante-cafetería Jenaro, situado en la Rúa de Galicia, con la cara tapada con una braga y `portando un arma, al igual que en el robo anterior, pero en esta ocasión realizó un disparo intimidatorio al techo antes de encañonar al propietario, al que le gritó que le diera el dinero. Por ese motivo, le entregó la recaudación del día, que ascendía a 385 euros. De igual modo, señala que se dirigió, portando el arma, a una clienta de ese establecimiento exigiéndole el dinero que llevaba, pero ella no se lo llegó a dar, por lo que a continuación el ladrón huyó.

La Fiscalía apunta que el día 22 de septiembre, tras su detención, Víctor do Cochón entregó a la Policía Nacional voluntariamente el arma utilizada. Se trataba de una pistola detonadora modificada de la marca BBM, modelo GAP, del calibre 9 milímetros PAK, con su correspondiente cargador y apta para el disparo, "siendo un arma de fuego prohibida con modificación de arma detonadora, a tenor del vigente reglamento de armas". Del mismo modo, el Ministerio Público le acusa de haber sustraído sobre las tres menos cuarto del día 29 de octubre una Tablet valorada en 600 euros  cuando su dueña la depositó sobre el banco en el que se hallaba en la Avenida do Malecón de Riveira. Esa Tablet pudo ser recuperada por la policía en poder del acusado cuatro horas más tarde de esa misma jornada tras intentar venderla en una tienda de segunda mano de la Avenida Rosalía de Castro de la capital barbanzana, sin que su encargado la adquiriese al sospechar de su origen ilícito.

Por último, le atribuye un hecho que acabó con su detención y su ingreso en prisión preventiva. Ocurrió sobre las tres menos diez de la tarde del 1 de noviembre, cuando entró en la panadería Isabel, en la céntrica Rúa Mariño de Rivera, portando una pistola de juguete, que aparentaba ser real, y ocultando su cara con una braga o similar. Este caco llegó a encañonar a su dueña diciéndole "dame la pasta o te disparo". La propietaria se negó a sus pretensiones, por lo que el acusado reiteró su amenaza con un "que me la des o te disparo", replicándole ella que la pistola era falsa. A continuación, Víctor do Cochón trató de apoderarse de la caja registradora, pero en su afán arrojó al suelo una caja de bombones (valorada en 34,5 euros) y un lote de Reyes (por 48,18 euros), quedando todo ello inservible para su venta. Mientras el ladrón se comportaba de esa manera, la dueña de la panadería le golpeó en la mano con un cuchillo de cortar pan, a lo que él le replicó sacando una navaja automática. amenazando con acuchillarla. En ese momento, accedió al local un empresario de un local situado en las proximidades y se enfrentó al acusado, que le intentó clavar el arma blanca pero no logró su propósito, por lo que emprendió la huida.

La Fiscalía pide para el acusado seis años y seis meses de prisión por el robo en el Eroski pobrense, teniendo que indemnizar a su representante legal la cantidad sustraída. Para el caso del robo en el restaurante-cafetería Jenaro pide seis años y seis meses de cárcel y la indemnización de la cantidad robada, así como otros dos años por el robo en gado de tentativa a una cliente. Por el intento de sustracción en la panadería Isabel solicita dos años de prisión y la indemnización del valor de los artículos dañados y que quedaron inservibles. Los importes económicos deberán incluir los intereses legales. Por el delito de tenencia ilícita de armas pide la imposición de dos años de prisión, mientras que por el hurto de la tablet pide una pena de 12 meses de privación de libertad.

Con carácter de prueba anticipada, el Ministerio Público solicita que la delegación provincial de la Agencia Estatal de Administración Tributaria para que informe si el acusado tributa por algún concepto o existen cuentas bancarias a su nombre; que el Centro de Gestión Catastral y Recaudación Tributaria para que certifique si existen bienes inmuebles de su titularidad; a la Jefatura Provincial de Tráfico remita certificación de los vehículos que figuren a su nombre; que la Tesorería General de la Seguridad Social remita su hoja de vida laboral, y que la Policía Judicial informe sobre sus medios de vida y cargas familiares. Además, la Fiscalía pide que además del interrogatorio del acusado en el juicio oral, también testifiquen una docena de personas, además del representante superior jerárquico de los agentes de la Guardia Civil de Noia y de la Policía Nacional de Riveira, además de que se practique la prueba testifical-pericial del inspector de la Policía Científica riveirense para ratificarse en su informe de balística.

Comentarios