martes 10.12.2019

RIVEIRA - El humo en un piso del Malecón con un posible atrapado dentro movilizó un amplio dispositivo

Poco después de las dos y cuarto de la tarde de ayer, en la comisaría riveirense se recibió un aviso de un particular en relación a un incendio en un séptimo piso de la Avenida del Malecón y que podría haber una persona atrapada.

el suceso ocurrió en la séptima planta del edificio 25 del malecón chechu río
el suceso ocurrió en la séptima planta del edificio 25 del malecón chechu río

Poco después de las dos y cuarto de la tarde de ayer, en la comisaría riveirense se recibió un aviso de un particular en relación a un incendio en un séptimo piso de la Avenida del Malecón y que podría haber una persona atrapada. Desde el Cuerpo Nacional de Policía, que movilizó a una patrulla y a dos efectivos de su unidad judicial, se dio aviso a Protección Civil y Bomberos de Riveira para reclamar sus servicios. Estos últimos solicitaron el apoyo de sus compañeros de Boiro, que fueron anulados cuando iban de camino hacia la capital barbanzana.
Según indicaron fuentes de los equipos de emergencias, el incendio pudo haberse originado de forma accidental en una sartén que la persona que habita en esa vivienda en régimen de alquiler se había dejado olvidada al fuego. Sin embargo, no se descartan otras opciones como una cerilla o cigarrillo que pudo caer sobre unos papeles. Esas dudas sobre las causas del humo que se generó en el piso se mantienen debido a que cuando llegaron los Bomberos ya no había ni tan siquiera restos del mismo. El inquilino del mismo estaba muy avergonzado e incluso sollozaba por lo que le había sucedido, y fue bastante reacio a que entrasen tanto los bomberos como los policías, que se encargaron de sacar del descansillo a otros vecinos que se habían acercado hasta las puertas de la vivienda para interesarse por lo sucedido. Aunque no se consideró necesario proceder al desalojo del edificio, no se dejó acceder a nadie mientras se mantuvo abierto el operativo. Al final, todo quedó en un buen susto. 

Comentarios