domingo 22.09.2019

RIVEIRA - Rompen cristales de cinco portales de edificios de la Praza de España

Decir Carnaval en Riveira es casi sinónimo de vandalismo. En la primera madrugada de estas celebraciones populares, tristemente, se registraron algunos incidentes que deslucieron lo que fue una jornada que debía pasar al recuerdo por la diversión en la ciudad.

Imagen de uno de los portales que aparecieron con el cristal roto  CHECHU RÍO
Imagen de uno de los portales que aparecieron con el cristal roto CHECHU RÍO

Decir Carnaval en Riveira es casi sinónimo de vandalismo. En la primera madrugada de estas celebraciones populares, tristemente, se registraron algunos incidentes que deslucieron lo que fue una jornada que debía pasar al recuerdo por la diversión en la ciudad. Los cristales dobles y reforzados de cuatro de los seis portales de un bloque de viviendas de la Praza de España, así como de otro edificio de las inmediaciones, aparecieron rotos. La Policía Nacional ya está investigando quienes fueron los autores de estos destrozos que, según indicaron algunas fuentes, se registraron poco después de las siete de la mañana.
Minutos antes de que tuvieran lugar esos daños, varios particulares alertaron a la Policía Local sobre unos chiquillos que llamaban a los telefonillos de los pisos. Antes de que llegaran los efectivos policiales volvieron a llamar algunos residentes sobre la rotura de los cristales de los portales. En el lugar se personaron agentes de la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, pues los agentes municipales estaban en otro servicio, para tener constancia de lo sucedido. Los residentes avisaron a un cristalero para que tapase los agujeros abiertos como medida temporal antes de proceder a su total reparación.
Parece ser que no fue lo único que sucedió esa noche en la Praza de España, pues un hostelero denunció que le tiraron al suelo y rompieron varias sillas de su terraza que había dejado apiladas. Además, se encontró con la verja ligeramente levantada, lo que le hizo sospechar que alguien trato de entrar a robar, aunque no descarta que también forme parte de la acción de los vándalos. Tanto este empresario como varios de los inquilinos de los edificios donde rompieron los cristales de los portales esperan que se consiga identificar a los causantes y que paguen por todo ello.
Del mismo modo, los contenedores también volvieron a estar en el punto de mira de los gamberros, pues en la medianoche del viernes al sábado se detectó un incendio en un recipiente de basura en el lugar de Filgueira (Carreira). Como todavía el fuego era incipiente, los Bomberos de Riveira lograron evitar que quedase dañado. No corrieron la misma suerte otros dos contenedores de residuos sólidos urbanos en la Rúa Lagarto, de Aguiño, que quedaron completamente derretidos. La actuación de los Bomberos del parque comarcal sólo sirvió para matar el fuego y evitar males mayores.  Según apuntaron los servicios de emergencias, poco después comenzó a llover y se les debieron mojar los petardos a los pirómanos que no hubo más incendios.n

Comentarios