jueves 09.04.2020

El seminarista marfileño Ange-Patrick Duhy, actuación estelar del Festival de Cáritas de Ribeira

Ange-Patrick Duhy anima a la gente a acudir al festival de Cáritas por sus fines solidarios, además de para disfrutar de las actuaciones | Chechu
Ange-Patrick Duhy anima a la gente a acudir al festival de Cáritas por sus fines solidarios, además de para disfrutar de las actuaciones | Chechu

Ange-Patrick Duhy será la actuación estelar en el Festival de Navidad de Cáritas Ribeira, que tendrá lugar a las ocho de esta tarde en el auditorio. Pese a que desde hace días arrastra problemas de garganta, su portentosa voz de tenor le echará una mano en la interpretación del villancico popular “Noche de Paz”, el “Ave María” de Caccini y “Oh Noche Santa” de Adolphe Adam. Se alejará mucho de los temas clásicos, “O sole mío” y “Con te partirò” (Por ti volare), con los que deleitó a los asistentes a una cena de Cáritas y a la comida de las Amas de Casa. 

Ange-Patrick, de 33 años y de Costa de Marfil, ya estuvo en España y otras partes de Europa de vacaciones, y regresó al pasado verano para prepararse en el Seminario Mayor de Santiago de Compostela, y durante dos años hará labor pastoral en apoyo al párroco de Santa Uxía. Alfonso Mera descubrió su talento al verlo actuar en el pasado verano con el Coro de San Lucas. Su pasión por la música le viene casi de cuna, pues su abuela cantaba profesionalmente y desde los cinco años él lo hizo con su madre en casa. Con diez años entró en el coro de jóvenes de su parroquia, en el que sólo interpretaba temas religiosos. Su gusto por la música clásica le llegó siendo muy joven, pero se incrementó cuando escuchaba sonar canciones de Andrea Bocelli que procedían de un bar mientras esperaba en la parada de bus para volver a su casa desde la Escuela Nacional de Música, donde estuvo de 2005 a 2009. Estudiando Económicas, formó parte del cuarteto Bel Canto, sin que sus padres lo supieran, pues no querían que se dedicase a ello pues “en África un músico no es nadie”. Cuando lo vieron en un concierto se sintieron muy orgullosos de él. En 2009 cambió la música por las paredes de un convento jesuita -----actualmente ya no lo es-,  dejando el canto y entregándose a la vida religiosa "tras recibir la llamada de Dios". l

Comentarios