martes 25.02.2020

El temporal se lleva parte de la cubierta de un pabellón y corta viales en O Barbanza

Ribeira, A Pobra y Boiro fueron las localidades más castigadas, con múltiples intervenciones
Vial cortado por el agua en Corrubedo (Ribeira) a primera hora de la tarde | cedida
Vial cortado por el agua en Corrubedo (Ribeira) a primera hora de la tarde | cedida

El temporal de lluvia y viento se dejó sentir ayer también en la comarca de O Barbanza, con una amplia relación de incidencias e interveciones de los diferentes servicios de emergencias. Entre las más importantes destacan los daños sufridos en la cubierta de pabellón Santa Baia en Boiro, levantada parcialmente por el viento; varios viales cortados por anegamiento en Corrubedo (Ribeira) y también la carretera de Boiro a Noia, así como el desbordamiento del río Pedras en varios puntos de A Pobra. 

Bajos inundados, bolsas de agua, desprendimientos, árboles afectados, bajos anegados, algunos tendidos e incluso coches atrapados por el agua acumulada completan la panorámica de una jornada complicada en la comarca, con el grueso de incidencias concentradas en pocas horas entre final de la mañana y primera hora de la tarde. 

Tejados y viales
El tejado del pabellón Santa Baia sufrió el levantamiento de varias planchas, cuando entrenaban los Infantiles. Algunos testigos hablaban ayer directamente de un “pequeño huracán” para describir el intenso remolino originado. 

Bomberos y servicios de emergencia fueron movilizados a diferentes alertas en toda la sierra. Los contraincendios de Boiro iban a Noia ante el anegamiento de bajos, pero de camino se encontraron la carretera que une ambas localidades completamente cortada por la tromba de agua, incluso con rocas desprendidas sobre la calzada, por lo que procedieron a su retirada. 

Corrubedo y Artes fueron otras zonas castigadas, con vías cortadas, con el río Arlés desbordado. El agua ganó altura y algunos vecinos con maquinaria llegaron a colaborar con las emergencias. La zona también sufrió cortes de luz. Mientras, en Portocarro (A Pobra) sufrieron la crecida del río Pedras y algunos árboles y taludes afectados.

Comentarios