martes 11/8/20

Tildan de surrealista la respuesta municipal al solicitar la consulta del expediente de la planta de gas

“Propio de una obra de nuestro literato más internacional, Ramón María del Valle-Inclán. Fue como acudir al Concello de Bohemia, el esperpento en su grado burocrático”. C

La finca en la que se pretende instalar la planta de gas se sitúa en Rúa Corrillo | Chechu
La finca en la que se pretende instalar la planta de gas se sitúa en Rúa Corrillo | Chechu

“Propio de una obra de nuestro literato más internacional, Ramón María del Valle-Inclán. Fue como acudir al Concello de Bohemia, el esperpento en su grado burocrático”. Con estas expresiones resumieron vecinos de la céntrica Rúa Principal lo experimentado ayer por la mañana al acudir a la casa consistorial boirense para tratar de consultar el expediente de la solicitud de autorización para transformar a gas natural la red de GLP canalizado del núcleo urbano de Boiro y que incluye la polémica instalación de una planta provisional de GLP con dos depósitos de una capacidad de almacenamiento de 9,76 metros cúbicos, “e saír coas mans baleiras da casa grande de todos”, dijeron.
Los vecinos de esa zona del casco urbano boirense indicaron que acudieron a ejercer sus derechos de obtención de información sobre un asunto que les afecta como es esa instalación potencialmente peligrosa, concretamente para que les facilitasen la consulta de los planos de dicho proyecto que debería estar en exposición pública, tal y como se recoge en la publicación de la resolución de la Dirección Xeral de Enerxía e Minas al respecto, “pero sufrimos o esperpento da Administración local de Boiro”, puntualizaron. Indicaron que en primer lugar se dirigieron al punto de información de la planta baja del consistorio, en donde el funcionario les indicó que no tenía constancia de donde está en exposición pública, pero les aconsejó que se dirigieran al departamento de Urbanismo.

Cuando llegaron a dicha área se encontraron con que estaba desbordada, pues eran numerosos vecinos los que consultaban sus fincas por el “catastrazo”. De todas maneras, allí les dijeron que no sabían nada y que se dirigieran a la Secretaría, “pero alí nos remitiron á Alcaldía, onde ao abrir a porta nos atopamos coa súa secretaria, que nos di que Juan José Dieste está de viaxe institucional”. Le solicitaron cita y al preguntarles para qué la querían le explicaron la gravedad del asunto y que por ello querían ver el proyecto que está en exposición pública. Ante la insistencia de los residentes les respondió que hasta octubre no había nada libre, a lo que le replicaron que “hai uns prazos para as alegacións e non podemos facelas en diferido”. La respuesta que les dio fue que ese no era un tema de la competencia del alcalde.
Ante esa tesitura preguntaron por el edil de Urbanismo y les dijo que tampoco estaba “algo que non entendemos con toda a xente que está a mirar polo catastrazo”. Por ello, se marcharon y se dirigieron al despacho privado, en donde tampoco lo encontraron, “pero non debía andar moi lonxe pois nese tránsito nos atopamos con outros veciños que o viron polos bares”, precisaron. Con lo sucedido ayer, la preocupación vecinal se acrecienta “pola indefensión xurídica na que están inmersos os administrados polo Concello de Boiro xa que transcurriron dez días e non podemos alegar nada a un proxecto anunciado pola Xunta en exposición pública e non se coñece onde está ese proxecto na casa consistorial, como se o quixeran agochar”, concluyeron.

Comentarios