viernes 15.11.2019

El TSXG ratifica los seis años de cárcel para un hombre que transportó tres kilos de cocaína de Ribeira hasta A Coruña

La sala del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia desestimó el recuso del condenado
La sala del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia desestimó el recuso del condenado

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) desestimó la apelación interpuesta por un hombre de 39 años que en julio fue condenado por la Audiencia Provincial de A Coruña a 6 años y un día de prisión y al pago de una multa de 307.499 euros, por un delito de tráfico de drogas, concurriendo la atenuante simple de drogadicción. La sentencia estableció que ese individuo trasladó en un Citroën C5 conducido por él desde Ribeira hasta A Coruña 3.007,3 gramos de cocaína, con pureza del 81,42% y un precio de venta por el mismo importe que la multa impuesta. La sentencia absolvió al otro procesado, de 37 años, al no quedar acreditado que el día de los hechos hiciera labores de contravigilancia y usase de vehículo lanzadera la motocicleta Yamaha Maxi Scooter que pilotaba.

El letrado del condenado entendía que el tribunal debió aplicar las atenuante muy calificada de drogadicción y la de haber reconocido su cliente los hechos en el acto del juicio oral, aportando datos objetivos y relevantes para su íntegro esclarecimiento. Respecto a la primera, sostiene el TSXG que el condenado realizó un viaje pilotando el vehículo durante un trayecto suficientemente amplio como para establecer que las facultades del apelante no estaban interferidas por el consumo de drogas hasta el punto de impedir tan actividad, además de que las fuerzas de seguridad apreciaron que lo hacía de manera cautelosa y observante de las normas de circulación, y que en la detención mantiene una actitud coherente con los hechos, que se sustenta posteriormente en al negativa a prestar declaración y continúa en el juicio con la decisión de contestar sólo a preguntas de la defensa. Esto último también fue argumentado por el tribunal para desestimar el segundo recurso, y que lo declarado en el juicio y en la detención fueron elementos esenciales para la investigación, pues la Guardia Civil habría encontrado igualmente la droga escondida junto la guantera en la inspección del coche.

Comentarios