domingo 27/9/20

Una tumultuosa pelea por los servicios de un taxi en Boiro acaba con un rianxeiro herido

Un rianxeiro de 38 años resultó herido en el ojo y brazo izquierdos como consecuencia de los golpes que recibió en una multitudinaria pelea registrada antes de las ocho y media de la mañana del sábado en Boiro.

La Guardia Civil instruye diligencias por la pelea, con colaboración de la Policía | CHECHU
La Guardia Civil instruye diligencias por la pelea, con colaboración de la Policía | CHECHU

Un rianxeiro de 38 años resultó herido en el ojo y brazo izquierdos como consecuencia de los golpes que recibió en una multitudinaria pelea registrada antes de las ocho y media de la mañana del sábado en Boiro. Fue en torno a esa hora a la que la Guardia Civil recibió una llamada alertando de una reyerta en las inmediaciones de un local situado en la Rúa Rañó, y desde el cuartel boirense se solicitó el apoyo de la Policía Local. Al llegar ambas patrullas se encontraron que no había nada de lo que les avisaran. Pero, se les acercaron dos jóvenes que manifestaron que acababan de trasladar en un vehículo particular al centro de salud de O Saltiño a un muchacho al que un grupo de personas le dio una paliza.

Esos testigos le indicaron a las fuerzas actuantes que todo había empezado por la preferencia a la hora de montar en un taxi que ellos mismos solicitaran, y parece ser que otro grupo de jóvenes también pidió los servicios de otro taxi. Cuando llegó al lugar uno de esos taxis, los muchachos del primer grupo entraron en el mismo y empezaron las discrepancias, los empujones y las agresiones, saliendo muy mal parado el referido joven de Rianxo. Al preguntarles si conocían a los agresores, respondieron que no, pero que había un joven que nada tenía que ver con lo que pasaba, que vive en la Avenida de Barraña y que es conocido por la Policía Local ya que protagonizó actos semejantes, y que le propinó “unhas puñadas ao xoven”, según varios testigos. Además, les indicaron a las patrullas que una joven con pelo rubio que estaba sentada en el taxi salió de repente del mismo y que arremetió contra él sin motivo aparente “tendo que afastarse ao tempo que lle dicía que él non quería problemas e menos por un taxi”, según declararon los testigos a la Policía Local. Aún así, la víctima recibió un fuerte golpe en la oreja izquierda, pero no sabía quien se lo propinara ya que aquello se convirtió en un tumulto.
Al acudir al PAC se encontraron al herido cuando era atendido por los facultativos antes de ser evacuado al Hospital do Barbanza, y le dijeron que debía presentar denuncia. Los agentes municipales acudieron luego a un local hostelero de la Rúa Principal, donde jóvenes suelen rematar las noches de movida, para intentar localizar al presunto agresor, al que encontraron en la terraza junto a otros muchachos, por lo que identificaron a todos. También le tomaron declaración a dos taxistas, e identificaron a la rubia a la que se refirieron testigos y que resultó ser vecina de A Pobra. Toda esa información se la remitieron a la Guardia Civil, que instruye las diligencias.

Comentarios