sábado 06.06.2020

Un tributo a las lecheras y a las centenarias

Una profesora le preguntó una vez a un alumno de un colegio de una ciudad española de dónde salía la leche, a lo que el niño le respondió “del cartón”. Ello, además de ser una demostración de que el muchacho nunca vio una vaca y difícilmente lo hará si no lo llevan al campo o una granja

ruiz entregó una réplica en cerámica del faro de corrubedo a josefa prego  chechu
ruiz entregó una réplica en cerámica del faro de corrubedo a josefa prego chechu

Una profesora le preguntó una vez a un alumno de un colegio de una ciudad española de dónde salía la leche, a lo que el niño le respondió “del cartón”. Ello, además de ser una demostración de que el muchacho nunca vio una vaca y difícilmente lo hará si no lo llevan al campo o una granja, puede deberse a la paulatina desaparición de la figura de algunas profesionales del medio rural como las lecheras, esas esforzadas mujeres que madrugaban -alguna aún lo sigue haciendo- para extraer la leche de las ubres de sus reses. Para evitar que se pierda esa memoria histórica, el Concello de Riveira brindó un tributo a un grupo de mujeres que dedicaron parte de su vida se dedicaron a esa labor.

El salón de plenos se quedó pequeño para acoger al centenar de repartidoras de leche que se dieron cita en el acto. El alcalde, que dio muestras de su galantería al señalar que estaba “vendo tanta cara bonita”, dijo que parecía mentira que hubiera que dedicar un día a la mujer trabajadora cuando eso fue lo que hizo siempre para sacar adelante a su familia. El acto contó en varias fases con la intervención de tres alumnos de saxofón del conservatorio riveirense, Amaro Sampedro, Alejandro Sánchez y Laura Rodríguez, acompañados del profesor José Fungueiriño, y la lectura a cargo de la psicóloga del CIM, Ánxeles Pazos, de un fragmento del artículo “A galega” de Emilia Pardo Bazán en El Eco de Galicia, con una pequeña referencia a las lecheras. La concejala de Muller, Aroa Fernández, elogió el papel de estas mujeres en la economía doméstica y desde el punto de vista socializador, al fijar vínculos entre las familias a las que llevaba la leche.

Luego se procedió a la entrega de un diploma y una flor a cada lechera asistente en recuerdo de esta conmemoración, dejándose para el final el obsequio por parte de Manuel Ruiz de una réplica en cerámica del faro de Corrubedo a la más veterana de las presentes, Josefa Prego Rego, de 95 años. El regidor anunció su intención de visitar en próximos días a otra lechera, la mayor del municipio, María Saíñas García, que en abril cumplirá 108 años.

Siguiendo con otra centenaria, pero esta vez en el consistorio pobrense, se rindió homenaje a Alianza Saíñas Ríos, que ayer cumplió 100 años. El alcalde repasó episodios de la vida de esta mujer en un acto al que asistieron Juan Boullón y su sobrino, familiares de quienes le dieron trabajo en la fábrica de maderas conocida como Leiriñas, y que le entregaron una placas en reconocimiento a su trayectoria profesional. El alcalde, Isaac Maceiras, la obsequió con una escultura en cerámica que representa a una mujer trabajadora, una pescadora. La edila de Muller, Encarna Montemuiño, leyó a un manifiesto, al igual que se hizo en Boiro y Rianxo. Además, en Riveira, se presentó la asociación comarcal “Mulleres en acción”.

Comentarios