viernes 20.09.2019

Los vecinos se movilizan contra la instalación de una depuradora en Castiñeiras

Inician una recogida de firmas y tildan el proyecto de un “anacronismo” contra el entorno para beneficio privado
Parte de los concentrados ayer en esta zona de Ribeira | cedida
Parte de los concentrados ayer en esta zona de Ribeira | cedida

Una amplia concentración de vecinos evidenció ayer el rechazo social que genera el proyecto de instalación de una depuradora de mejillón en la zona de Castiñeiras, Ribeira. Los concentrados mostraron pancartas, corearon lemas y dieron lectura a un manifiesto, insistiendo en su negativa a esta instalación. Tras el acto, iniciaron además una recogida de firmas.

Bajo el lema “non queremos a depuradora aquí”, consideran que “prexudicará á maioría da poboación de Castiñeiras”. Lo argumentan de varias formas, señalando que afectará a las playas, al marisqueo y también al medio ambiente. De hecho, señalan que “xa está supoñendo a destrucción do entorno”, al romper “rocas do acantilado do monte do Castro para beneficio dun particular” y al ejecutarse un relleno “invadindo o litoral rocoso”.

Añaden que también “deteriora a imaxe da nosa paisaxe” y que “non vimos o informe de impacto ambiental, que para esta zona debería ser ríxido e completo nas súas esixencias”.

Sobre todo ello, afirman que los vecinos no se pusieron antes en marcha porque “non fomos informados coa suficiente antelación e a maioría decatouse de que nos viña este esperpento enriba cando escoitamos as escavadoras picando nas pedras”.

Finalmente, tildan de “anacronismo” la instalación de tal estructura en esta zona costera, añadiendo que Castiñeiras tampoco es actualmente un puerto de descarga.

Comentarios