Un vertido de fuel en el lugar de Rinlo obliga a instalar barreras anticontaminación

Augas de Galicia se encargó de dirigir los trabajos de eliminación y control del vertido

Un vertido de fuel que ocupaba una superficie aproximada de diez metros cuadrados fue localizado ayer al mediodía en el lugar rianxeiro de Rinlo coincidiendo con la bajada de la marea.

Un vertido de fuel que ocupaba una superficie aproximada de diez metros cuadrados fue localizado ayer al mediodía en el lugar rianxeiro de Rinlo coincidiendo con la bajada de la marea. Esta incidencia obligó a movilizar un amplio operativo de intervención para evitar que se produjese un grave episodio de contaminación, por lo que se llevó a cabo una primera actuación de limpieza y la creación de una balsa natural de arena y la colocación de barreras artificiales de retención que llegaron al punto procedentes de la vecina localidad de A Pobra. 
A las 15.10 horas, el alcalde de Rianxo, Adolfo Muiños, solicitó al 112 Galicia que proporcionase material absorbente para continuar con la eliminación del vertido y evitar que con la subida de la marea se produjese la contaminación del agua. En este sentido, el grupo de apoyo logístico de la Axega (Axencia Galega de Emerxencias) se desplazó al lugar y proporcionó material anticontaminación, como bayetas y cojines, que fueron esparcidos de manera estratégica para absorber la mayor cantidad posible del fuel y evitar que llegase al mar. Gardacostas de Galicia activó el plan Camgal en fase de alerta para evitar que procedentes de vertido de fuel afectasen al agua del mar.
Previamente, desde las 12.00 horas ya se había movilizado al personal de la Brigada de Obras e Servizos del Ayuntamiento de Rianxo, agentes de la Policía Local, voluntarios de la agrupación de Protección Civil, así como personal de Augas de Galicia, que se encargó de coordinar el operativo, de Costas y la bióloga da Cofradía de Rianxo, entidad que estaba muy preocupada por las consecuencias que podría llegar a tener el vertido de afectar a las aguas y, en consecuencia, a sus bancos marisqueros. La intervención se prolongó incluso hasta bien avanzada la tarde, con el control del vertido en coordinación con Augas de Galicia y con la supervisión por parte del alcalde, Adolfo Muiños, de los trabajos que se realizaron, para que el agua no llegase a la zona donde todavía quedaban restos del vertido y las barreras anticontaminación, tanto naturales como artificiales, cumplieron con su cometido.
El alcalde manifestó que aún se desconoce el origen exacto del fuel, pues la investigación aún acaba de empezar. Precisó que lo que se sabe es que llegó desde el Alto de Rianxiño al lugar de Rindo a través de un regato o canalización de pluviales, y confía en que se pueda encontrar la causa. l