La Xunta desarrolla un proyecto piloto para unir tramos urbanos de Palmeira separados por la carretera AC-305

Ruiz, Vázquez y Rodeiro simbolizaron la firma del convenio estrechando sus manos | Chechu Río

La Fundación RIA, que dirige David Chipperfield, elabora un proyecto piloto para recuperar la unidad de los tramos urbanos del núcleo de Palmeira que actualmente se encuentran separados por la carretera de titularidad autonómica AC-305.

La Fundación RIA, que dirige David Chipperfield, elabora un proyecto piloto para recuperar la unidad de los tramos urbanos del núcleo de Palmeira que actualmente se encuentran separados por la carretera de titularidad autonómica AC-305. Se trata de una idea que surgió del arquitecto británico y que conlleva semipeatonalizar las entradas existentes a la altura del cementerio y en la Rúa Norte, pero también en dos puntos intermedios, como son la zona de A Ponte y la entrada al puerto. Ello confluye con la filosofía de la Consellería de Infraestruturas para mejorar la seguridad viaria y la movilidad, por lo que le contrató a dicha fundación la redacción de un proyecto para humanizar esa travesía, reforzando su accesibilidad y seguridad. El área que dirige Ethel Vázquez deberá darle el visto bueno al proyecto que está en su última fase.
El alcalde de Ribeira indicó que este proyecto es novedoso e importante para la Galicia costera, en zonas donde el tráfico lo condiciona todo, pues trata de que confluyan tramos urbanos entre el puerto y el resto del núcleo de población que desde hace varias décadas separa el vial, que tiene el tráfico rodado como eje principal, y no el peatón. Manuel Ruiz, que dijo que este proyecto es extensible a otras zonas como Castiñeiras, precisó que se trata de tramos de unión por los que hace 40-50 años los vecinos de la parte alta llegaban al puerto, y hoy están cortados por la carretera.
Vázquez se refirió a otros dos proyectos de su consellería en Ribeira, como la circunvalación, pensado para liberar de tráfico el centro de la ciudad, y de la que el pasado 12 de julio se licitó el contrato para la redacción del proyecto y estudio de impacto ambiental que definirá el detalle de su recorrido de tres kilómetros entre el la glorieta del final de la Autovía do Barbanza hasta la playa de O Touro, bordeando el casco urbano y pasando por la Avenida da Constitución, y que se prevé ejecutar en dos fases y cuenta con más de 9 millones de euros de presupuesto. Y se refirió al proyecto para continuar con la renovación de aceras y redes pluviales iniciado por el Concello en el tramo urbano de la AC-550 (Cee-Ribeira), en la Avenida de Ferrol, entre las rotondas de Padín y la situada al final de la AG-11.

Acondicionar la UAD costará 518.000 euros
La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, acompañada del delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro, firmó ayer un convenio con el alcalde ribeirense, Manuel Ruiz, para la concesión de un préstamo a interés cero -como el otorgado para arreglar el Pazo de Goiáns y usarlo como centro cultural y museo- y que se destinará a la rehabilitación del edificio que alberga las instalaciones de la UAD por importe de 518.000 euros, que el Concello deberá reintegrar en un plazo de 8 años. Será un inmueble para fines sociales pues, además de que las plantas baja y primera sigan usándose para el servicio de atención a drogodependientes, las otras dos serán acondicionadas como centro de formación con aulas homologadas y para locales de asociaciones, tal y como detalló el primer edil. El dinero con el que se financiará la actuación, que no empezará antes del próximo verano, procede del Fondo de Cooperación y servirá para financiar obras de mejora de eficiencia energética, la reforma interior del edificio y también incluirá trabajos en al cubierta y en la fachada. Vázquez Mourelle precisó que dicho fondo resulta efectivo para obras de conservación y regeneración urbana de las villas gallegas, y dijo que su departamento concedió préstamos por más de 3,5 millones de euros para financiar doce actuaciones al amparo del mismo. l