jueves 13/8/20

La Xunta plantea una posible transferencia de titularidad del vial de la entrada de Corrubedo

La Axencia Galega de Infraestruturas valora una actuación en ese vial desde un punto de vista técnico

La travesía de entrada a Corrubedo cuenta con limitación de velocidad | Chechu Río
La travesía de entrada a Corrubedo cuenta con limitación de velocidad | Chechu Río

Las quejas de los vecinos de la Avenida Buenos Aires, tramo final de la carretera AC-303 de titularidad autonómica, en relación a la elevada siniestralidad de ese tramo viario de entrada a Corrubedo, en los que sus vehículos aparcados han sufrido importantes daños, parece que no han caído en saco roto. Desde la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade indicaron que desde la Axencia Galega de Infraestruturas (AGI) les trasladaron que se valorará una posible actuación desde un punto de vista técnico en esta travesía. Pero, desde dicha entidad adscrita al departamento del Ejecutivo gallego que dirige Ethel Vázquez Mourelle van más allá y también indican que podría estudiarse la transferencia de titularidad de dicho tramo de carretera desde la entrada de dicha parroquia.


Desde la referida consellería precisaron que esta travesía de Corrubedo está completamente urbanizada, con aceras y bandas o márgenes de aparcamiento y que tiene bien señalizada la limitación de velocidad máxima a la que se puede circular por la misma a 50 kilómetros por hora. Los residentes manifestaron que les parece muy bien que se valore la situación de este tramo viario, pero que creen que ya es hora de que se adopten medidas, pues reiteraron que de nada sirve esa señalización de límite de velocidad si los conductores la incumplen, “habendo quen incluso alardea de circular por esa estrada coa súa motocicleta a 180 kilómetros por hora”. Señalan que a esas velocidades tan elevadas, el riesgo ya no es sólo para el infractor, sino para todos los demás usuarios de la vía que respetan y cumplen las normas, “e que ven como as súas vidas e as súas pertenzas se poñen en perigo polo comportamento irresponsable de outros”.


También indicaron que los controles de radar que se hacen han demostrado que, aunque se haya detectado a infractores por rebasar los límites de velocidad, esa medida no resultó efectiva, pues se siguen repitiendo esos comportamientos al volante”. Esperan que de la valoración que vayan a realizar los técnicos de la AGI se concluya la adopción de medidas  correctoras o preventivas que acaben con las situaciones de riesgo que “nos teñen nun senvivir”.

En relación a la posible transferencia de ese tramo de carretera, desde el Ejecutivo local ribeirense indicaron que hace bastantes años se llegó a plantear e incluso valorar la posibilidad de que el Concello solicitase la titularidad de los tramos urbanos de varios viales que pasan por el municipio, sobre todo el casco urbano, pero se llegó a la conclusión de que asumir su mantenimiento con las arcas municipales resultaría “inviable”, por lo que se descartó seguir adelante con ese planteamiento.

Comentarios