Domingo 18.11.2018

El reto de la industria: convertirse en una fábrica inteligente

Las empresas industriales pueden beneficiarse de la implementación de software de gestión para mejorar su gestión empresarial, aumentar la productividad e impulsar su negocio desde la inteligencia

Empresas industriales
Empresas industriales

La economía de este siglo está marcada, sin ninguna duda, por la digitalización. Una digitalización que está afectando a todos los sectores productivos de la sociedad y que, de un modo u otro, está cambiando la formación de organización y de trabajar de las empresas de todo el mundo. Ningún sector ha quedado al margen de la influencia de la tecnología y la digitalización. Y, entre ellos, el sector industrial está viviendo su particular revolución con el objetivo de implantar la denominada Industria 4.0.

Este reto no es nada baladí, ya que la industria es uno de los sectores más importantes de cualquier economía y de cualquier país. Por eso, los diferentes gobiernos están poniendo en marcha diferentes plantas para conseguir esta denominada 4.0. Una “revolución” que está basada en aportar inteligencia a las industrias tradicionales con el objetivo de incorporar sistemas de información que transformen los procesos productivos y hacerlos más eficientes.

En este trabajo por la digitalización de la industria y la conversión de estas empresas del sector en fábricas inteligentes juega un papel importante la empresa https://geinfor.com/, una compañía especializada en el desarrollo de software de gestión empresarial en la industria y que cuenta con una reconocida trayectoria de éxito en empresas afincadas en Galicia.

En concreto, el software ERP de Geinfor tiene como principal objetivo mejorar y optimizar la producción de la empresa, de los almacenes y de toda la logística de la empresa, reduciendo costes y maximizando la eficiencia de todas las áreas que conforman una empresa. Para ello, el software Geinfor se centra en la gestión de la empresa, incidiendo en áreas de planificación, programación y control.

“La implantación de nuestro software permite mejorar los procesos internos de la compañía, ya que la herramienta informática desarrollada ad hoc para nuestros clientes permite tener en cuenta aspectos tan variados los paros del personal y de las máquinas, la gestión de los stocks y realizar un previsión de la demanda y producción necesaria”, explican desde Geinfor.

Unos aspectos que, en definitiva, van a conseguir el objetivo de Geinfor: transformar la industria tradicional en fábricas inteligentes, en los que los datos y la digitalización jueguen un papel fundamental para aumentar el valor de la compañía. No obstante, para conseguir esta mejora de la productividad los responsables de la compañía deben tener claro qué es lo que quieren medir y tener claras cuáles son los procesos clave de su negocio.

En este sentido, Geinfor cuenta con soluciones inteligentes que abarcan diversas áreas de las empresas industriales como, por ejemplo, la gestión de la producción, la gestión de almacenes, la administración y las finanzas, ventas y CRM o Recursos Humanos. “Ofrecemos soluciones que pueden integrar y llevar la gestión del 100% de todas las áreas de una empresa, mejorando los procesos, reduciendo las tareas de los empleados que aportan poco valor al negocio y ampliando el tiempo que tienen nuestros trabajadores en labores más importantes de creatividad”, explican desde esta empresa.

Sin embargo, la implantación de un software de estas características requiere una formación a medida. No todas las empresas requieren las mismas herramientas. Por ello, la labor de asesoramiento que realiza Geinfor a sus clientes la ha convertido en una empresa de referencia a nivel mundial, con cientos de clientes en España y Latinoamérica, entre otras zonas del mundo.

En este proceso de implantación, la empresa ha desarrollado un itinerario consistente en seis etapas (instalación, auditoría, requisitos, piloto, correcciones y formación) con el que garantiza la correcta implantación de la herramienta y la utilización adecuada de la misma por parte de los clientes para entrar de lleno en la industria 4.0 y convertirse en una fábrica inteligente.

“La denominada cuarta revolución industrial en la que estamos inmersos va a hacer imprescindible la incorporación de este tipo de herramientas, que permitan transformar la información en conocimiento, a las industrias, sobre todo en los países de las denominadas economías avanzadas que tienen que competir con valor y calidad”, explican desde Geinfor.

Y es que gracias a estas soluciones tecnológicas va a ser más sencillo tomar decisiones acertadas y, sobre todo, minimizar gastos y costes innecesarios, ya sea en horas improductivas o en la mala gestión del stock. “Las empresas, independientemente de su tamaño, ya pueden acceder a la tecnología que les permite tener una visión integrada y actualizada de todas las áreas de la misma, lo que les va a ayudar a optimizar los recursos materiales, la plantilla y la tecnología”, corroboran desde esta compañía.

Comentarios