Sábado 15.12.2018

Síntomas que pueden indicar que el gluten no te sienta muy bien

Gluten
Gluten

La enfermedad celíaca se está convirtiendo en un grave problema dentro de nuestras sociedades modernas. Cada vez son más personas las que no puede comer alimentos que contengan gluten y, según los últimos datos obtenidos, 1 de cada 100 personas en España padece la enfermedad celíaca y el pronóstico es al alza en los próximos años.  

Aparte de que todos los días oímos noticias de los beneficios que trae consigo una dieta libre de gluten o en la que al menos se minimice su consumo, lo que al final nos influye para tomar conciencia de la problemática y hacer algo al respecto.

Intolerancia o sensibilidad al gluten

Además de convertirse en toda una tendencia, una alimentación sin gluten es la única salida para aquellas personas que realmente sufren una intolerancia al gluten o, en casos más serios, una alergia. Sin embargo, hoy en día esta enfermedad no trae consigo ningún tipo de limitación u obstáculo que no se puedan superar, ya que podemos encontrar en el mercado de la alimentación miles de alternativas, como las de esta página http://naturmeal.es/productos-sin-gluten/.

Hoy en día consumimos gluten en elevadas proporciones, por lo que puede que no tengamos una intolerancia como tal, pero sí que hayamos desarrollado una serie de molestias y sensibilidad a esta proteína, que nos causan muchas dolencias a lo largo de los días. Presta atención a los siguientes síntomas expuestos a continuación, y si te sientes identificado con la mayoría de ellos, puede que sea el momento de realizar una serie de pruebas médicas y de cambiar de dieta.

Signos y síntomas de que algo no marcha bien

El gluten es una proteína que se encuentra, en su gran mayoría, en los cereales de consumo cotidiano como el trigo, el centeno, la cebada o el kamut. Esta proteína es la posibilita la elasticidad en la masa de la harina que, trabajando en conjunto con la fermentación, es la causa de que el pan obtenga su volumen, su esponjosidad y su consistencia elástica.

Algunos de los principales síntomas que nos puede indicar la posibilidad de que estamos experimentando una intolerancia al gluten son los que se enumeran a continuación.

  • Diarrea, dispepsia, flatulencias y estreñimiento son los síntomas más frecuentes. El principal problema de que no podamos absorber el gluten es porque carecemos de las enzimas necesarias para descomponerlo y digerirlo, de esta forma, pequeños trozos de esta proteína quedan si ser digeridos y ocasionan una larga lista de problemas intestinales.
  • Pérdida de peso, una de las causas, sobre todo en las mujeres, puede ser una anemia ferropénica por una malabsorción del hierro. Los problemas intestinales impiden una eficiente absorción de los nutrientes que ingerimos, la principal deficiencia es el hierro.
  • Hinchazón abdominal a las pocas horas después de haber comido alimentos que contengan gluten. Los gases y el problema del vientre hinchado son una de las primeras señales que nos indican que tenemos que minimizar nuestro consumo de gluten.
  • Náuseas y vómitos son muy frecuentes cuando se padece una alergia a todos los alimentos que contengan gluten, puesto que el sistema digestivo no es capaz de hacer frente a la digestión.
  • Sensación de debilidad generalizada, apatía, irritabilidad son algunos de los signos que podemos apreciar en el carácter de una persona que está sufriendo a causa del gluten. Provoca que nuestro organismo pierda la energía para regular el resto de las funciones, sobre todo, la respuesta emocional por desequilibrios hormonales.
  • Dolor de cabeza, ya que el gluten incide en los procesos inflamatorios del sistema nervioso, pudiendo ser el origen de fuertes migrañas o de otros problemas relacionados con la fibromialgia, la causa de la rigidez de músculos y articulaciones.
  • Fracturas espontáneas, este síntoma aparece en los casos de mayor gravedad. El gluten puede debilitar el sistema inmunológico de una persona en gran medida, además de afectar a toda su estructura ósea, al consumir y no absorber las cantidades necesarias de calcio.

Esperanza para los celíacos

En principio, el gluten es una proteína muy beneficiosa para la mayor parte de las personas, no obstante, para todas aquellas que desarrollan una intolerancia a ella, puede convertirse en el alimento más indigesto que hayan probado nunca. La celiaquía es la enfermedad crónica intestinal más frecuente en España, cada vez son más los niños y adultos diagnosticados con esta dolencia.

Su origen lo podemos encontrar tanto por herencia genética como por una respuesta de nuestro sistema inmunológico a esta proteína. La buena noticia es que esto tiene cura y que no tenemos que dejar disfrutar de la vida y de la buena comida, pues con solo investigar un poco, descubriremos que existe una amplia oferta de productos sin gluten, así como miles y miles de recetas ingeniosas en las que nos podemos inspirar para cocinar nuestros platos y llevar una vida normal.

Comentarios