lunes 18.11.2019

Dos acciones de Jorge Sáez confirman el despegue del Arosa

AROSA SC 2 - 1 CSD ARZÚA

El equipo vilagarciano sufrió para doblegar al recién ascendido Arzúa. Cumplido el objetivo de ganar en A Lomba y son ya 10 puntos sumados en los últimos 4 duelos

Jorge Sáez asistió en el primer gol y anotó el segundo ayer para el Arosa | mónica ferreirós
Jorge Sáez asistió en el primer gol y anotó el segundo ayer para el Arosa | mónica ferreirós

No fue fácil pero el Arosa se reencontró con la victoria en A Lomba tres partidos después al superar al combativo Arzúa por 2-1. Jorge Sáez fue uno de los grandes protagonistas de la victoria, por su influencia en los dos goles locales. Hizo la acción del primero asistiendo a Róber y marcó el segundo en jugada personal. Ni con 2-0 tuvo un partido tranquilo el Arosa ante su afición, ya que el recién ascendido recortó distancias en un penalti anotado por su goleador Íker Hurtado y empujó hasta el final.

El Arosa suma 13 puntos, los mismos que el Barco, que ocupa puesto de play-off tras las siete primeras jornadas. El equipo de Rafa Sáez empieza a trazar una dinámica de resultados al alza, confirma su despegue con cuatro partidos ya en positivo, sumando 10 de los últimos 12 puntos en juego.

La puesta en escena del Arosa fue muy buena, con ritmo alto con balón ante un Arzúa con excesivos desajustes. El equipo de Rafa Sáez se vio cómodo y suelto al inicio porque el rival, lejos de ser pegajoso y no dejar espacios, planteó un partido abierto. El recién ascendido dejó jugar pero también mostró sus garras. De hecho tuvo una primera llegada a los ocho minutos tras una pared por el centro. A los doce minutos fue el Arosa el que dio su primer aviso serio en una contra que culminó con un remate fuera de Jorge Sáez, entonado y activo ayer por primera vez en liga.

El Arzúa volvió a acercarse al área local en el minuto 21, tras una pérdida del Arosa en el inicio del juego, pero Guedes no precisó su remate. Antes del 1-0 se produjo una jugada clave en la primera parte. El Arzúa encontró en largo a su delantero Íker, que entró en área pugnando con Trapero, el balón dio en el brazo del central pero ni la árbitra ni el asistente la consideraron punible pese a las protestas visitantes. Solo dos minutos después de este posible penalti el Arosa hizo su primer gol. Apareció Pedro Beda en la mediapunta, con su clarividencia habitual filtró un pase que rompió por completo la zaga visitante. Jorge Sáez remontó línea de fondo, dribló a un rival con mucha habilidad y ya en área pequeña la puso atrás para que empujase a placer Róber.

Los mejores minutos

El gol dio alas al Arosa, que cuajó muy buenos minutos, con fluidez y llegadas al área. Si bien, entre medias el Arzúa tuvo una ocasión, en otra pared por el centro que dejó a Diego Enjamio ante Manu Táboas, el atacante visitante se escoró demasiado y el portero vigués despejó su remate con el cuerpo en estirada. Fueron varias las opciones que tuvo el Arosa para dejar el partido encarrilado en la primera parte. Entre ellas, tres muy claras. Primero en un pase al corazón del área pequeña de Róber, habilitado por Beda, sin rematador. Después en un remate de cabeza de Julio, completamente solo, a centro de Adrián Gómez, que se fue fuera. Y por último en otra acción de Jorge Sáez idéntica al 1-0 en la que remontó línea de fondo pisando el balón y poniéndolo en área pequeña, sin que ningún compañero pudiese empujarla.

Perdonó el Arzúa el 1-1

El inicio del segundo tiempo ya fue otra historia. El Arzúa perdonó el empate en varias ocasiones. De nuevo una simple pared por el centro permitió a Diego Enjamio quedarse en el mano a mano ante Táboas, pero remató abajo flojo y el portero local atrapó. Solo un minuto después, en el 48, el Arzúa armó una buena transición que culminó en gol Íker Hurtado con un remate de cabeza, la árbitra anuló la acción por un fuera de juego cuanto menos dudoso. En el 53 los visitantes tuvieron otra muy clara. Esta vez el remate cruzado de Íker Hurtado se fue pegado al poste.

El Arosa logró frenar las llegadas visitantes sin dejar de buscar el 2-0 para la tranquilidad. Llegó en el 72, en una gran acción individual de Jorge Sáez, dribló con túnel incluido a un rival en su diagonal por la izquierda y ya dentro del área definió abajo al palo largo. Duró poco la calma en A Lomba porque en el minuto 77 la árbitra pitó penalti por una supuesta mano de Cotilla a remate de volea del veterano Álvaro. Íker Hurtado acortó distancias desde los once metros, espoleando de nuevo al Arzúa.

El Arosa tuvo que sufrir hasta el final, con varios jugadores con problemas físicos como Pedro García o Trapero. El Arzúa, aunque no tuvo ocasiones, merodeó el área de Táboas hasta la conclusión del partido ya en el 96. El pitido final acabó con el “run run” de la grada, mientras el visitante Guedes vio la roja por sus protestas camino de vestuarios.

Comentarios