martes 26.05.2020

“Adestramos pensando que se vai a disputar a ACT no verán”

“Adestramos pensando que se vai a disputar a ACT no verán”
Uno de los remeros de Cabo, el vilagarciano Anxo Martínez, ejercitándose en su casa en un ergómetro | cedida
Uno de los remeros de Cabo, el vilagarciano Anxo Martínez, ejercitándose en su casa en un ergómetro | cedida

La crisis sanitaria provocada por la pandemia de la Covid-19 mantiene la incertidumbre sobre los deportes náuticos en Galicia, como es el caso del remo. La temporada de traineras, que se desenvuelve cada año en verano, está en el aire. En mayo habrá dos importantes asambleas. Por un lado la de los socios de la ACT, la Eusko Label Liga donde milita Cabo por séptima temporada consecutiva, y por otro de la ANL, que rige a las Ligas Gallegas. 

La Eusko Label Liga sigue trabajando en una hoja de ruta que contemplaría empezar la liga 2020 a finales de junio con un calendario de 19 regatas, siempre que la compleja situación actual y las diferentes autoridades lo permitan. En la pasada asamblea telemática celebrada a principios de este mes por los doce socios de la Asociación se estableció que para darle validez a la competición se tendrán que disputar un mínimo de 12 jornadas puntuables. Ayer se produjo una nueva reunión en la que se dio a conocer que se está trabajando en la creación de un protocolo de actuación dirigido por el médico de la ACT, Juan José Badiola, con una serie de pautas que tendrán que seguir los clubes cuando se permita volver a la práctica deportiva. Badiola presentó el documento en el que se tratan diferentes medidas y protocolos a seguir por los remeros, extremando las precauciones higiénicas, de distanciamiento social en las regatas y a bordo de las traineras y también durante los desplazamientos.

“Nós estamos á espera e seguimos adestrando como se fose a disputarse a liga”, explica Gustavo Vázquez, gerente y director deportivo de Cabo. El club boirense consiguió reunir más de cuarenta ergómetros para abastecer a sus deportistas de las traineras masculinas y de la femenina. “O clube tiña 20, despois hai remeiros que xa tiñan os seus propios, na piscina de Boiro había dous e tamén nos deixaron seis ergómetros dende Old Metal CrossFit de Vilagarcía, aos que lles estamos moi agradecidos porque fixéronnos un gran favor”. 

De esta forma los deportistas no han perdido la forma física, combinan el trabajo en la máquina con el de autocargas, aunque a medida que avanzan los días de confinamiento “faise todo máis duro”, dice Vázquez, que también entrena a al trainera masculina de la Liga Gallega. “Pérdese moito a nivel técnico e de conxunto ao non adestrar no mar”, reconoce el director deportivo, “pero imos a estar todos os equipos en igualdade de condicións nese aspecto”. 

Si finalmente la ACT se puede disputar habrá dos semanas solo para la puesta a punto de la barco. “Faltaría conxuntarnos e iso nas primeiras regatas vaise notar moito, porque a xente non vai a estar a punto dentro do barco, por iso vai ser unha liga diferente”.

Aunque los remeros de Cabo mantienen su plan semanal de trabajo de entrenamientos, a medida que pasan los días las dudas sobre la cancelación son inevitables. “Eu a nivel persoal cada vez o vexo máis dificil, tiña a esperanza no fútbol profesional, de que se reanude con certa normalidade e iso fora un primeiro paso para outros deportes. Eu o vexo  dificil pero nós seguiremos adestrando coa mentalidade de poder remar no verán se é posible”.

Comentarios