martes 24/11/20

Alberto Blanco, al asalto de su segunda Copa de Lituania

Alberto Blanco afronta con ilusión este fin de semana el asalto al que puede ser su segundo gran título con el Lietuvos Rytas, la Copa de Lituania. El entrenador vilagarciano, que ya ganó el trofeo en 2016,

Alberto Blanco tiene un rol de bastante responsabilidad en su club| cedida
Alberto Blanco tiene un rol de bastante responsabilidad en su club| cedida

Alberto Blanco afronta con ilusión este fin de semana el asalto al que puede ser su segundo gran título con el Lietuvos Rytas, la Copa de Lituania. El entrenador vilagarciano, que ya ganó el trofeo en 2016, disfruta de su segunda etapa en el segundo club en importancia del país, como técnico ayudante de Rimas Kurtinaitis. Unas funciones que compagina con las de captador de talentos bajo la dirección del ex jugador de la NBA Linas Kleiza. Por lo que ha tenido mucho que ver en la confección de una plantilla que marcha segunda en la liga, donde ha ganado sus últimos nueve encuentros.
En Eurocup, el Lietuvos Rytas no pudo lograr su objetivo de meterse entre los 8 mejores, tras ser segundo de su grupo por detrás de Lokomotiv Kuban, en la liguilla del top 16 no pudo acceder a cuartos en un grupo dominado por Bayern y Zenit.
La final four de la Copa de Lituania que comienza hoy con las semifinales es todo un desafío. Entre semana se jugaron los cuartos de final, marcados por el sufrimiento de los favoritos. El miércoles el Lietuvos ganó en casa en la prórroga al Juventus 91-88. “Evitamos una catástrofe”, reconoce Alberto Blanco. “Ganábamos de 17 y nos complicamos la vida, quizá por la presión”.
La final a cuatro se celebra en Klaipeda, la tercera ciudad más importante del país tras la capital Vilnius y Kaunas. No habrá anfitrión en semifinales, puesto que el Neptunas, tercero en liga, perdió entre semana en cuartos ante el Alytaus Dzukija, que será el rival del Lietuvos hoy en la primera semifinal (13 horas). “Fue una sorpresa, el Zalgiris sufrió hasta el último minuto y el Lietkabelis, finalista el año pasado, también ganó con apuros”.
En la semifinal el equipo de Kurtinaitis y Blanco vuelve a cargar con la presión de favorito. “El objetivo del club es llegar a la final de Copa y tratar de ganarla, y pelear también en la final de la liga”.
El papel del vilagarciano en el Lietuvos cobra mayor relevancia respecto a temporadas anteriores, sobre todo por su responsabilidad en la confección del plantel. “Yo creo que el equipo está mejor hecho, le hemos ganado 2 de los 3 partidos a Zalgiris, pero perdimos partidos incomprensibles en liga, donde merecemos ser primeros”.
No hay jugadores con números estelares en el equipo, pero sí muchos con capacidad para aportar. “Cuando hablé con el club la idea era tratar de hacer un equipo compensado, un bloque, ahora ven que es mejor así para competir”. En el Lietuvos destacan el experimentado pívot griego Loukas Mavrokefalidis, el lituano Rokas Giedraitis y el joven Martinas Echodas, así como los americanos Chris Kramer, Trevis Peterson y Jimmy Baron.
Blanco se encarga de las labores de scouting y está encantado trabajando al lado de Kurtinaitis. “Es muy buena persona y me permite hacer mi trabajo, aprendo de él todos los días”. Merced a su contrato que va más allá de esta temporada, el vilagarciano ejerce su profesión con más tranquilidad y confianza, aunque sabe que los resultados mandan. A nivel mediático está más expuesto, ya que su rol en el club ha ganado en protagonismo, por lo que tiene que representar junto a jugadores al Lietuvos en actos publicitarios.
La otra semifinal la juegan Zalguiris y Lietkavelis. Los de Jasikevicius son la revelación de la Euroliga, sextos y con opciones serias de meterse en cuartos. Destacan el ex de Gran Canarias Kevin Pangos y los ala pívots Aaron White y Paulius Jankunas. “Si llegamos ambos a la final la presión será para Zalgiris, este año les ganamos en su casa después de bastantes temporadas y hay una corriente a favor nuestra increíble en el club”.

Comentarios